Tucucu.com
Los asombrosos números en una gota de sangre | App permite detectar si se alojan parásitos en la sangre | ¡Qué maravilla! Diseñan audífonos que traducen varios idiomas | Unos leotardos para perros que te ayudan a la caída de su pelaje. | Lugares asombrosos: Antelope Canyon, EEUU | Ángeles de Victoria’s Secret deslumbraron pasarela de París | La Flakka la nueva droga que esta causando terror en los EEUU | La foto de 1977 donde sale el elenco de Star Wars | Barba: 5 razones de por qué los hombres llevan | 15 selfies más peligrosos y extravagantes |

Siete cenas ligeras y saludables



Aunque estemos controlando nuestra alimentación porque no queramos pasarnos con las calorías, nunca debemos dejar de cenar, aunque esta puede ser una cena ligera.

Publicidad:

También puedes leer: ¿Caminar más rápido está relacionado con tu esperanza de vida?

Ya hemos explicado que la clave de una dieta equilibrada que nos permita bajar gradualmente de peso, se encuentra en dividir nuestra cantidad de calorías recomendadas/día a lo largo de cinco comidas: las tres principales (desayuno, almuerzo y cena), más dos tentempiés,(a media mañana y a media tarde).

La importancia de realizar estas cinco comidas se debe a diversos factores:

Publicidad:

–       Si sólo hacemos tres comidas diarias, llegaremos a la siguiente comida con mucho hambre, por lo que, corremos el riesgo de comer de forma compulsiva y , dado que el mecanismo que tiene nuestro cuerpo de detectar la saciedad, no actúa hasta pasados 15 minutos tras empezar a comer, casi con seguridad que ingeriremos mucha más cantidad de alimento del necesario.

–       Si sólo hacemos tres comidas al día, nuestro cuerpo detecta que hay un gran número de horas en que no recibe alimento, por lo que se pone en marcha el mecanismo de “ahorrar” y almacenar grasa para los periodos de escasez.

–       Si sólo hacemos tres comidas al día, se producirán en nuestro cuerpo picos de insulina y glucagón. Esto, además de influir en la tendencia a engordar, aumenta el riesgo de padecer, con el tiempo, diabetes.

Estos, son sólo algunos de los motivos por los que debemos comer con frecuencia y no saltarnos ninguna comida. La cena, por tanto, juega en esto un papel muy importante, ya que, si no cenamos, pasarán un número de horas excesivo entre la última comida y el desayuno siguiente.

Si queréis cenar, pero algo ligero, podréis sacar algunas ideas de las que os mostramos a continuación.

–       Cena ligera 1: Coliflor rehogada con ajo y una lata de atún al natural. Yogur desnatado

–       Cena ligera 2: Judías verdes. Una loncha de jamón de pavo. Trozo de queso fresco. Una naranja

–       Cena ligera 3: Sándwich de lechuga, tomate y espárragos con huevo duro y atún al natural. Crema de chocolate ligera

–       Cena ligera 4: Berenjena y calabacín a la plancha. Sepia o calamar a la plancha. Una pera

–       Cena ligera 5: Ensalada variada con huevo y queso fresco. Un tazón de fresas

–       Cena ligera 6: Revuelto de espárragos trigueros (“huevos revueltos” podéis hacerlos de dos claras sólo, desechando las yemas, o bien, de una yema y dos claras). Yogur desnatado

–       Cena ligera 7: Gazpacho. Pechuga de pollo a la plancha. Unas ciruelas

Si te resulta de interés, comparte en tu red social