Tucucu.com
Mira aqui el nuevo trailer de The Walking Dead Season 8 | El edulcorante 0 calorías que en realidad te hace engordar | 16 tortas que nadie se merece en su cumpleaños | Sepa que artista decidió subastar su fastuoso Ferrari | Billetes que se desintegran en Europa. ¡algo loco! | Fotos de miniaturas que hacen de algo imaginario algo real. (Fotos) | Las redes sociales explicadas con café | Karina afirma que se arrepiente de haber puesto a su hijo Xander a la luz publica | ¿Eres amante del café y el ron? Prepara una rica torta con estas bebidas | Aeste ilusionista no le salió bien un truco y mira cómo terminó todo (+Video) |

El extraño mercado de las muñecas diabólicas



¿Cómo definir la sensación que nos recorre la espina dorsal cuando pasamos por ciertos lugares u observamos los ojos perdidos y siniestros de las muñecas? En su famoso estudio sobre lo siniestro (das Unheimliche), Sigmund Freud caracteriza este sentimiento como una “angustiante familiaridad”, algo que se asemeja a algo que conocemos y que, a la vez, es profundamente perturbador.

Publicidad:

También puedes leer: Qué significa soñar que tu pareja te es infiel descaradamente

Indagando un poco por Internet es fácil descubrir un submundo dedicado a la compra y venta de “muñecas diabólicas”. Uno puede encontrarlas en la sección de “varios” en sitios como eBay o Etsy, y algunas llegan a venderse por más de mil dólares. Las descripciones de un vendedor incluyen los adjetivos “sadista, “canalla”, “pervertida” y “poseída” para referirse a una tierna muñeca.

Publicidad:

La descripción de los vendedores solamente alienta el interés de los compradores, pero debemos preguntarnos si parte del interés de la compra no proviene de la historia que rodea a la muñeca. El aura, según Walter Benjamin, es aquello que “fascina” de las obras de arte: aquello que hace que millones de personas hagan filas interminables para echar un vistazo a la Mona Lisa original en el museo del Louvre, aquello intransferible que tiene la Mona Lisa, pero que no tienen sus reproducciones fotográficas.

Leer más en: pijamasurf.com