Tucucu.com
Obama y el Papa fueron tendencia este 2016 por sus selfiles | Los 7 ejercicios que queman más calorías | La hija mayor de Brad Pitt y Angelina Jolie quiere que la llamen John | Aparatosa caída de la Miss Francia 2011 | Como es una tortuga por dentro ¡Misterio resuelto! | Madonna antes y después de pasar por Photoshop | ¿Estás a punto de casarte? Estas son las personas que no deberías invitar | Así como actualiza instagram también borra algunas de sus herramientas. | Encuentran gusanos en camas del Hospital Universitario de Caracas | Porqué hay ciudades en Estados Unidos con nombres en español |

Consejos para mantener la blancura de tus dientes


Lucir una sonrisa con dientes blancos, además de hacernos tener una mejor apariencia puede estimular nuestra autoestima; los alimentos y bebidas que consumimos diariamente pueden modificar la blancura de los dientes con el paso del tiempo, dándoles una coloración que en muchas ocasiones no resulta del todo agradable.
Consejos para mentener los dientes blancosConsejos para mentener los dientes blancos

Publicidad:

También puedes leer: Dormir desnudo ayuda a adelgazar

Acudir con nuestro dentista es la opción más recomendable; aunque podemos realizar acciones preventivas para conservar la blancura de nuestra dentadura o bien para ayudar al tratamiento que recomienda el dentista, siempre preguntándole al respecto; dichas opciones sencillas son económicas y las podemos realizar en nuestra casa.

Aceite. Existe una técnica de enjuague de la boca con aceites orgánicos, preferentemente de girasol, ajonjolí o coco, llamada “oil pulling” para remover placa y blanquear los dientes; previo al desayuno, se debe usar una cucharada grande de cualquiera de estos aceites reteniéndolo en la boca por entre 10 a 20 minutos, sin escupirlo ni tragarlo moviendo el aceite de un lado a otro en el interior de nuestra boda hasta que éste se vuelva blanco.

Publicidad:

Bicarbonato de sodio. Podemos utilizar este compuesto como pasta de dientes para limpiar y blanquear nuestras piezas dentales; la estructura del bicarbonato de sodio lo convierte en un limpiador abrasivo suave, lo cual explica su utilidad para quitar las coloraciones de los dientes. Los pequeños cristales del bicarbonato de sodio se pueden disolver fácilmente en el agua los cual permite que el compuesto penetre profundamente en los bordes de los dientes y en los lugares que se encuentran entre ellos. Debemos ser cuidadosos en relación a la periodicidad en que utilicemos el abrasivo bicarbonato de sodio para blanquear los dientes, se recomienda utilizarlo sólo una o dos veces al mes.

Fresas. Las fresas además de ser ricas en vitamina C, la cual es útil para remover la placa que se va formando en los dientes, contienen también ácido málico que puede ayudar a prevenir y quitar manchas en nuestras piezas dentales. La manera en que debemos utilizar las fresas para tener una dentadura blanca y limpia es cortando rebanadas de ésta y frotarlas en nuestros dientes, también podemos utilizar la pulpa de la fresa y mezclarla con nuestra pasta dental para nuestro aseo bucal.

Frutas y verduras. Además de todos los beneficios a la salud que nos brindan estos dos tipos de alimentos, también nos pueden ayudar a tener una adecuada higiene dental; realizar refrigerios con frutas y verduras crujientes como zanahorias, apios y manzanas crudas actúa como un medio abrasivo natural, no dañino, para limpiar el esmalte de los dientes ya que contienen altas concentraciones de celulosa que es un compuesto abrasivo natural. Otras verduras verdes como la espinaca, brócoli y lechuga contienen minerales que forman una fina película sobre los dientes la cual evita que pigmentos de otros alimentos manchen los dientes.

Goma de mascar. Este remedio puede sonar algo extraño e incluso contradictorio sin embargo utilizar goma de mascar sin azúcar puede ayudar a disminuir los niveles de ácido y bacterias de nuestra boca; conforme tenemos más edad nuestras glándulas salivales se vuelven pequeñas y producen menor cantidad de saliva, al masticar gomas de mascar estimulamos la producción de saliva que contiene surfactantes (agentes químicos en la superficie de los dientes) y enzimas especiales que protegen nuestros dientes de mancharse.

Queso. Comer queso, o cualquier otro producto lácteo, resulta ser bueno para nuestros dientes gracias a sus altos contenidos de calcio, elemento indispensable para el fortalecimiento de los huesos y dientes. El ácido láctico contenido en los lácteos fortalece el esmalte, previene las caries y preserva la blancura de nuestros dientes.

Recuerda que estos consejos no sustituyen en absoluto tus necesarias visitas al dentista.