Tucucu.com
Familia keniana bautizó a su tercer hijo como Donald Trump | Estas son las 230 fobias más raras del mundo | La excusa mas loca del mundo “El viento me empujaba“, era lo que decía un conductor en Australia. | El Nuevo Herald: ¿Por qué Maduro no entregará el poder? | Niños africanos se asombran al ver un dron. | Entérate cuales son los famosos que han perdido una gran cantidad de peso | Los problemas en pareja más comunes y posibles soluciones | ¿Las camaras de iPhone son las mejores del mercado? saca tus propias conclusiones.(Imágenes) | 3 importantes beneficios al consumir piña | Modelo seductora se bañó en Vodka pura, mira como fue |

Hiperplasia benigna de próstata



GENERALIDADES.
La próstata es un órgano glandular propio del sexo masculino, localizada enfrente de la vejiga urinaria como rodeando la uretra y contiene células que producen parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides contenidos en el semen.

Publicidad:

También puedes leer: Hiperplasia benigna de próstata

La hiperplasia (desarrollo excesivo) prostática es de presentación frecuente, particularmente en perros viejos, no es maligno (no cancerígeno) pero es producido por un aumento relativo de los estrógenos (hormonas femeninas) sobre los andrógenos (hormonas masculinas). En casos clínicos hemos diagnosticado casos tempranos en perros hasta de 3 años de edad, aunque generalmente esta enfermedad aparece entre el 70 y 80 de los perros de más de 7 años y como condición es que no estén castrados ya que la presentación disminuye significativamente en perros orquiectomizados (castrados).

SÍNTOMAS:
En las etapas iniciales no aparecen molestias, pero a medida que progresa, podemos observar los siguientes signos: 1)

Publicidad:

Relacionados con la orina:
• Incremento en la frecuencia de la micción.
• Hematuria (presencia de sangre en la orina)
• Incontinencia
• Dolor o molestia al orinar
• Dificultad para orinar

2) Sistémicos:
• Pérdida de peso
• Fiebre aguda
• Colapso
• Shock séptico (por contaminación de fluido prostático proveniente de un absceso en la próstata.

3) Músculoesqueléticos:
• Dolor pélvico profundo
• Dolor vertebral bajo

4) Gastrointestinales:
• Estreñimiento
• Tenesmo ( deseo continuo, doloroso e ineficaz de orinar o defecar)

5) Reproductivos:
• Incapacidad para la monta
• Incapacidad para eyacular
• Infertilidad

DIAGNÓSTICO CLÍNICO EN LA PATOLOGÍA PROSTÁTICA:
Hay una serie de pruebas para el diagnóstico. Enumeraremos las que son de fácil acceso en nuestro medio:

1) Palpación rectal: Permite determinar el tamaño, conformación, simetría, movilidad y consistencia de la próstata. Una próstata dolorosa generalmente indica un proceso inflamatorio y séptico, mientras que una próstata no movible se asocia a menudo con neoplasia primaria o un gran quiste prostático. A manera de información, los Scotthish Terrier tienen normalmente una glándula prostática relativamente grande.

2) Ultrasonido: Es la mejor herramienta para el diagnóstico en el caso de anomalías prostáticas, ya que permite visualizar y evaluar el tamaño, densidad, estructura, consistencia, posición, forma y diagnosticar quistes y abscesos.

3) Análisis de orina: Es bastante valioso en los casos de enfermedades del tracto urinario. Las muestras recogidas de la micción, permiten obtener información útil sobre la morfología celular, carga bacteriana, tipo de bacterias y recuento celular. Hay que aclarar que los análisis de orina no siempre son un indicador verdadero de enfermedad prostática, pero ayudan a establecer el grado de enfermedad del tracto urinario inferior.

4) Aspiración prostática: Hay varias técnicas pero la más segura y fácil cuando hay prostatomegalia es la vía transabdominal, sobre todo si se puede tomar el aspirado con la ayuda de agujas guiadas por ultrasonido.

5) Cultivos de sangre: Las infecciones bacterianas agudas y crónicas de la próstata pueden sembrar bacterias por el sistema vascular. En infecciones agudas, a menudo, no es necesario el cultivo de sangre, ya que el aislamiento primario puede realizarse de la lesión prostática.

La progresión sistémica de algunas de estas infecciones agudas pueden hacer necesaria la toma de sangre para cultivos bacterianos, con el fin de definir la extensión de la enfermedad y guiar el tratamiento según lo amerite. Los cultivos de sangre pueden ser útiles cuando la prostatitis crónica da lugar a la presentación clínica de fiebre de origen desconocido.

En el próximo capítulo comentaremos acerca de otras patologías clínicas que afectan la próstata canina, su diagnóstico y tratamiento clínico. Esperamos que con esta lectura, soliciten a su médico veterinario de confianza, practicarle un examen de próstata a nuestro perro principalmente si no está orquiectomizado (castrado) para descartar o confirmar alguna patología prostática.