Tucucu.com
¿Cómo hacer cardiovasculares duro o suave? | El hombre con el pene mas largo del mundo. (Fotos) | ¡Basta de comerte las uñas! Conoce las consecuencias de este terrible hábito | Si quieres espiar a tu pareja, mira esta app mCouple | Dibujos animados versión en anime (+Galería) | El hijo (12) de Robert Trujillo sustituirá a «Fieldy» en al gira latinoamericana de Korn | Las risas vuelven a las tablas de la mano de IMPROVISTO | Mujer obesa baja 120 kilos después que conoció a su nueva pareja. | Diputado chavista intentó corregir a Ramos Allup y terminó pisoteado (Video) | Muestra de tatuajes en Rumanía fue todo un éxito. |

¿Por qué es tan difícil dejar de fumar?



Cerca del 80% de las personas que se deciden a dejar de fumar eventualmente recaen en el tabaquismo. ¿Por qué es tan difícil abandonar el vicio? Un nuevo estudio demuestra que los fumadores sufriendo de abstinencia de nicotina experimentan cambios cerebrales que dificultan el autocontrol conciente sobre los antojos.

Publicidad:

También puedes leer: La menta y todos los beneficios que te aporta

Un grupo de investigadores de la Universidad de Pensilvania y el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de Estados Unidos, liderado por la Dra. Caryn Lerman, demostró que los fumadores que se abstienen del cigarro presentan una  interconectividad cerebral debilitada, reduciendo su habilidad de cambiar del estado mental «por defecto» a uno de control, lo que les ayudaría a mantener su resolución.

Durante el estudio, los científicos realizaron tomografías a 37 fumadores (sanos en todo salvo su adicción), entre los 19 y 61 años de edad, que consumían más de 10 cigarros al día. Su actividad cerebral fue monitoreada durante dos sesiones diferentes; la primera tras 24 horas de abstinencia y la segunda después de fumar.

Publicidad:

Las imágenes por resonancia magnética mostraron una conectividad cerebral mucho más frágil cuando se encontraban en abstinencia que saciados. La dificultad por alcanzar un estado mental de control se asoció a la ansiedad, mal humor y demás síntomas de abstinencia, sugiriendo que la falta de conectividad hace que sea más difícil para las personas dejar de fumar.

Los resultados, publicados en JAMA Psychiatry, demuestran que existe una causa neurobiológica por la cual tantas personas recaen en el tabaquismo y podría abrir las puertas a nuevas maneras de identificar a los fumadores en riesgo de reincidir que necesiten terapias más intensivas.