Tucucu.com
¡Un Astro en Beltta! | Doctor es grabado dándole una paliza a un paciente inconsciente | La banda alemana/británica PINK CREAM 69, estrenan disco en Noviembre | Qué debo indexar y qué no para tener un buen SEO | Maluma en el tope de las carteleras musicales como antesala a sus conciertos en Venezuela | Lo nuevo que trae What’s App para sus usuarios. | ¿Qué significa los tatuajes de plumas? | ¿Por qué cambia de color el camaleón? | Las cinco cosas que puedes hacer con la cáscara del limón que no sabías | ¡Alerta! Conoce los seis lugares en los que puede iniciar una infidelidad |

Cañón de la Muerte del Río Colorado, un lugar con sus misterios


Son famosos los cañones del Río Colorado que se encuentran en Estados Unidos, en el estado de Arizona. Pero sin duda la más enigmática de todas y la que más misterio ha suscitado es una roca que se encuentran en el conocido como Cañón de la Muerte. Son muchas las leyendas relacionadas con esta roca en la que algunos afirman que habita el mismísimo diablo.

Publicidad:

También puedes leer: Más de dos mil millones de dólares ingresaron a Jamaica por turismo

Y es que la forma de esta roca asemeja a la de calavera viva y amenazante. La erosión del agua del río ha provocado esta caprichosa forma pero para muchos realmente hay algo más detrás de tan siniestra figura. En la foto podéis apreciar su aspecto.

Muchos habitantes de la zona cuentan que en ese preciso lugar han ocurrido varias desgracias y lo relacionan con la acción de espíritus malignos presentes en esta roca y de una posible maldición.

Publicidad:

Otros cuentan que en las noches de luna llena se pueden escuchar extraños sonidos, lamentos y otros varios.

Otros consideran que la maldición de la roca no es otra sino atrapar el alma de los que se atreven a ir a ella o burlarse de la leyenda.

Sin duda nos gustan los misterios, sobre todo aquellos que están relativamente fáciles de estudiar como es este caso y si podemos investigaremos más sobre esta curiosa roca, pero eso sí, debemos investigar de la manera lo más científica posible y respetuosa con los hechos. No sabemos si en esta roca hay o no una maldición pero desde luego, lo mejor es no ser nosotros los primeros en comprobarlo.