Problemas con la caja de Arena

Tiene problemas con su gato y con la forma en la que éste usa la caja de arena.

¿Sabía que el 95% de los problemas relacionados con la caja de arena son causados por nosotros los seres humanos?

Sí…así…es, muchas veces por comodidad, por desconocimiento o por incomprensión cometemos errores que hacen que los gatos no quieran utilizar sus cajas de arena.


Así que antes de echarle la culpa a nuestras mascotas, vamos a analizar qué es lo que hacemos mal y deberíamos cambiar.


También puedes leer: ¡Gato volador! Un holandés creó un drone con el cuerpo de su gato disecado

Las causas por las que un gato no quiere utilizar su caja de arena son diversas. A continuación analizaremos el entorno del animal, las cajas de las que dispone, la ubicación, el tipo de arena, etc.


Quizá le ha sorprendido leer lo del número de cajas de las que dispone el animal, pero es que siempre es necesario tener una más que el número de gatos que tenemos en casa.


Si tenemos un gato debemos tener dos cajas de arena. Si tenemos dos, serán tres las que necesitemos. Y así sucesivamente. Y cada una de ellas debe estar en un lugar diferente.


Las razones son las siguientes:
En primer lugar porque algunos gatos son muy delicados y se niegan a usar una caja de arena en la que ya hay una necesidad, por lo que necesitan otra caja a no ser que estemos siempre pendiente de la primera. Además, otros gatos se niegan a hacer sus heces donde orinan.


La limpieza de la caja es otra de las problemáticas que suelen aparecer. Como hemos visto anteriormente, muchos animales se niegan a utilizar la caja cuando ya hay otra necesidad en ella. Por eso debemos limpiar la caja al menos una vez al día. Y así es muy práctico que el gato disponga de dos cajas en las que pueda realizar sus necesidades.


Decimos que las cajas deben estar en diferentes lugares de la casa, ¿Por qué?, Como hemos observado los gatos tienen una rutina que les lleva a descansar y a vigilar su territorio desde diferentes lugares.


Al tener las cajas en lugares diferentes, el gato sentirá atracción por usarlas cuando esté realizando sus rondas diarias. Además, las cajas también pueden servir como punto de marcado, porque ya sabemos que el animal se basa en la identificación territorial.


La caja para ellos es como una señal diciendo: “está en mi casa”. Que marque la caja nos ahorrará que marque las paredes o la alfombra.


Siguiendo con la colocación de la caja, ¿si usted fuera un gato le gustaría ir al baño al final de un largo pasillo, cerca de un electrodoméstico ruidoso o en un lugar donde todo el mundo pueda verte? No es muy atractivo, ¿verdad? Bueno, pues eso debemos pensarlo también para nuestros gatitos.


Éste es un error que cometemos muchas veces y que hace que los gatos rechacen usar la caja de arena.


Debemos entonces colocar la caja de arena en un lugar alejado de lugares concurridos y ruidosos, pero donde el gato pasa regularmente.


Por último hablaremos del tipo de arena que utilizaremos para la caja. Los gatos prefieren la misma que han utilizado desde pequeños, sea del tipo que sea. Mucho cuidado también con los que tienen aroma, porque a muchos gatos no les gusta. El gato tiene ganas de sentir su olor al llegar a la caja.