Elegir la base de maquillaje correcta



La base es el maquillaje más importante para mi gusto. Un maquillaje con un buen acabado, sin imperfecciones y con el tono adecuado, hará que tu piel se vea espectacular. Además, la base protege del medio ambiente, unifica la piel, y evita las manchas que pueden quedar al aplicar colorete directamente sobre la crema hidratante. Para lograrlo debes saber elegir la base de maquillaje correcta.

También puedes leer: 18 Mitos del cuidado de la piel

La variedad de bases de maquillaje que existe en el mercado es enorme: líquidas, en pasta, en crema, spray, con aplicadores de esponjas, con factor solar, con hidratantes, etc. Lo difícil es saber cuál es la adecuada para tu tipo de piel y sus necesidades, y elegir el tono correcto por supuesto.Lo primero es saber cuál es tu tipo de piel y las necesidades tiene:


  • Piel Seca: Cuando tu piel es seca, opaca y tienes líneas finas, aplica una crema humectante antes de maquillar y espera un par de minutos para que tu piel la absorba. Luego aplica base de maquillaje que contenga agentes humectantes, así obtendrás un maquillaje luminoso y suave. Prefiere bases líquidas y evita los polvos ya que harán que tu piel se vea más seca y escamosa, marcarán aún más tus líneas de expresión.
  • Piel Grasa y Mixta: Si sufres de acné o si tu piel es muy grasa, preocúpate que la base no tenga agentes oclusivos (que tapan los poros y producen comedones) y evita bases que contengan aceite. Si tu piel brilla mucho, los polvos son una buena opción. Prefiere bases con acabado mate, que además de su acción matificante, se fijan mejor a la piel. Hay pieles grasas que también presentan falta de agua como la piel seca, para este tipo de pieles es recomendable bases con agentes hidratantes no oclusivos. Para las pieles mixtas existen bases específicas con acciones equilibrantes.
  • Piel Normal: Puedes usar lo que quieras, bases líquidas o en polvo, maquillaje mineral o HD. Busca una base preferentemente muy ligera para que ni se note que estás maquillada.
  • Pieles Maduras: Si se tiene piel madura es preferible usar una base humectante liviana y evitar las bases pesadas porque hacen las arrugas más notables.
  • Piel con Manchas: Cuando tu rostro es de tono disparejo, lo mejor es que pruebes con formulas que sean livianas y fáciles de mezclar, para obtener un tono uniforme sin necesidad de tener una gruesa capa de maquillaje.

¿Qué consistencia debe tener la base?

Existen bases de diferentes consistencias, la que elijas va a depender del uso que le des a tu maquillaje y las necesidades de tu piel: usas base para eliminas brillos, para tapar imperfecciones, para disimulas manchas, para dar un poco de color a tu piel y mantenerla hidratada, etc

Los productos pueden ser de cobertura alta, media o ligera. Si necesitas esconder muchas imperfecciones, no es necesario llevar una máscara en la cara. Hoy en día existen las bases de maquillaje profesionales de alta cobertura que no son tan pastosas como hace un par de años gracias a las nuevas tecnologías. En cambio si no tienes necesidad de tapar imperfecciones, si tu piel es joven o no te gusta que se note que estás maquillada, es recomendable utilizar bases de cobertura ligera, cremas con color o incluso las famosas cremas BB o cremas CC.


Es importante que sea ligera y se deslice con facilidad y suavidad sobre la piel, para que garantice una aspecto natural y no se noten líneas de demarcación.
Otro factor importante es con que aplicas tu base, revisa la lista de los principales pinceles y brochas de maquillaje y cómo cuidarlos, para que la aplicación sea óptima.

¿ Cómo elegir el color adecuado?

  • La mujeres queremos tener un lindo tono de piel todo el año, muchas cometen el error de elegir bases de maquillaje muy obscuras. La base debe tener el color más parecido posible al de tu propia piel. Si eliges una base muy espesa o con un color inadecuado, lo único que lograrás es sumar años a tu piel y dar un aspecto de “estuco”.
  • Para descubrir el color adecuado debes aplicar tres o cuatro tonos que te parezcan los mejores a lo largo de la línea de tu mandíbula. El tono de base que parezca haber desaparecido fundido con el tono tu piel será el adecuado.
  • Si vas maquillada a comprar una base, puede hacer la prueba de color sobre tu mano, pero debes tener en cuenta que la palma de la mano es más oscura que el rostro, y el dorso de la mano, aún más oscuro. La zona que más se aproxima en tonalidad es el área de unión entre el dedo pulgar y la muñeca.
  • Puedes usar un tono más claro pero no es recomendable elegir un tono más obscuro. Muchos maquilladores aseguran que al utilizar un tono de base más claro en tu piel te dará un aspecto más joven, pero también se debe considerar que a veces los colores claros pueden tener un matiz apagado.
  • No trates de cambiar el tono de tu piel a través de una base de maquillaje, lo que buscamos es un resultado natural, y sólo lo podrás lograr con un tono que no se distinga de tu piel. Si lo que buscas es verte bronceada y cambiar el tono, te recomiendo realizar un Bronceado en Spray de cara y cuerpo.
  • Elige el tono que armonice con el color de tu piel y el que se adapte mejor al matiz. Existen matices de piel rosados, que se dan generalmente en pieles jóvenes, normales y algunas pieles secas, y matices de piel más amarillos, que se dan en principalmente en pieles grasas y mixtas. No intentes cambiar el tono ni el matiz de tu piel, recuerda que si el color de tu base no es el mismo que tu piel no tendrás un resultado natural.

Loading...
Cache fecha: 11-07-2018 12:52:20