Camarones

La clave de la posible vida en otros planetas podría radicar a cerca de 5,000 de metros bajo el mar, en uno de los ecosistemas más inhóspitos del planeta. En grietas hidrotermales, donde las temperaturas alcanzan los 450ºC, habitan uno de los crustáceos más extraños del planeta. Científicos del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA llevan años estudiándolos en busca de pistas acerca de cómo podría ser la vida extraterrestre.

También puedes leer: Por qué cruzó la calle cada signo?

Llamados Rimicaris hybisae, los pequeños crustáceos habitan las chimeneas de piedra submarinas que arrojan agua ardiente en el Caribe. Bacterias dentro de sus bocas y branquias producen materia orgánica que les sirve de alimento (aunque la evidencia apunta a que, cuando escasea la comida, también practican canibalismo). Son ciegos pero se guían por los receptores termales que poseen en su cabeza.


Las bacterias en los fumaderos logran sobrevivir en este ambiente tan extremo gracias a un proceso llamado quimiosíntesis. A falta de luz solar, obtienen energía a partir de las reacciones químicas. En este caso, los microorganismos utilizan sulfuro de hidrógeno, abundante en las grietas hidrotermales, para producir materia orgánica, permitiendo la existencia de Rimicaris hybisae.

Durante el 2012 y 2013, científicos del JPL recolectaron muestras de estos crustáceos en las fuentes hidrotermales de Von Damm, a 2,300 metros de profundidad, Piccard, la más profunda del mundo con 4,900 metros, intentando descifrar cómo podría ser la vida en otros cuerpos planetarios como Europa, luna de Júpiter, que posee un océano bajo la superficie.

“Durante dos terceras partes de la historia de la Tierra, la vida ha existido sólo en forma de microbios. En Europa, la mejor oportunidad para la vida es microbiana”, dijo Max Coleman, investigador del JPL. En un futuro, la NASA planea explorar los mares subterráneos de Europa. Quizá, ahí encuentren una forma de vida similar a estos curiosos crustáceos.

Publicidad:

También puedes leer: Extraña luz apareció en Táchira, Venezuela
Visitas:

La clave de la posible vida en otros planetas podría radicar a cerca de 5,000 de metros bajo el mar, en uno de los ecosistemas…