Gary Moore, Muere el 06 de febrero de 2011



Fue un músico, compositor y productor norirlandés de blues rock y hard rock, conocido mundialmente por haber sido guitarrista líder en bandas como Thin Lizzy, Colosseum II y Skid Row, y por su extensa carrera en solitario como vocalista además.

También puedes leer: Con 35 Temas para el Nuevo Disco de RAMMSTEIN


Inició su carrera musical a los 16 años en la banda irlandesa Skid Row, donde conoció a su gran amigo Phil Lynott líder de Thin Lizzy. En esta última agrupación grabó el tema «Still in Love With You» del álbum Nightlife (1974) y más tarde grabó íntegramente Black Rose: A Rock Legend (1979). A finales de la década de los setenta tomó en serio su carrera como solista con la publicación de varios discos basados en el blues rock, hard rock y heavy metal. En la década siguiente y gracias a los álbumes Victims of the Future (1983), Run for Cover (1985), Wild Frontier (1987) y After the War (1989) alcanzó el reconocimiento mundial, obteniendo buenos resultados en las listas musicales como también en ventas.

En los años noventa se dedicó cien por ciento al blues y en especial al blues rock, que con discos como Still Got the Blues (1990) y After Hours (1992) le permitió compartir con artistas como B.B. King, Albert Collins, George Harrison y Albert King, entre otros. En el posterior decenio decidió mezclar sus influencias, dando paso a álbumes que fluctuaron entre el hard rock y el blues rock.

Gary además fue conocido por ser uno de los guitarristas más solicitados para trabajar en discos de otros artistas como Greg Lake, Cozy Powell, John Mayall, Mick Jagger y Jack Bruce, entre muchos otros y también fue uno de los primeros músicos en mezclar el rock con la música celta.


Tras más de cuarenta años dentro de la escena musical, falleció de un ataque al corazón mientras dormía en un hotel de la ciudad española de Estepona en el año 2011.

Gary Moore nació el 4 de abril de 1952 en Belfast, Irlanda del Norte, siendo uno de los cinco hijos del matrimonio integrado por Bobby y Winnie Moore. Con tan solo 10 años de edad su padre le regaló una guitarra acústica marca Framus usada, pero es recién a los 14 cuando obtuvo su primera guitarra eléctrica, una Rosetti modelo Lucky Squire que según él era muy mala e incluso en una presentación se le rompió la parte de atrás mientras tocaba. En 1968 y con 16 años se fue de su casa por la mala relación de sus padres y por los problemas políticos de su país, estableciéndose en Dublín. En dicha ciudad y gracias a su talento como guitarrista, se integró a Skid Row conformada por Brendan Shields en el bajo, Noel Bridgeman en la batería y por Phil Lynott en la voz.


En 1970 tuvieron la oportunidad de abrir un concierto de una de las influencias de Gary, Peter Green, exmiembro de Fleetwood Mac, que los ayudó a firmar un contrato con el sello CBS y que en adición a ello le vendió una de sus guitarras Gibson Les Paul 1959, que fue la primera comprada por sus propios medios. Tras participar en los discos Skid de 1970 y 34 Hours del año siguiente, a mediados de 1972 decidió retirarse de la agrupación para iniciar su carrera como solista. Con la ayuda de algunos músicos de sesión lanzó al mercado su álbum debut Grinding Stone en mayo de 1973, bajo el apodo de The Gary Moore Band.

En 1974 se trasladó a Inglaterra donde se reencontró con su amigo Phil Lynnott, por aquel entonces líder de Thin Lizzy, que lo invitó a participar en algunas presentaciones en vivo en reemplazo de Eric Bell. Meses más tarde grabó como guitarrista líder el tema «Still in Love With You» del disco Nightlife publicado a fines del mismo año. Al año siguiente, el baterista Jon Hiseman de la banda británica Colosseum lo convocó para la reformación de la agrupación a la que llamó sencillamente Colosseum II, en la que también participaron el teclista Don Airey y el bajista Neil Murray, entre otros músicos. Con Hiseman y compañía grabó los álbumes Strange New Flesh de 1976, y Electric Savage y War Dance ambos de 1977, cuyo estilo era más cercano al jazz fusión.​

A mediados de 1977 y luego de la salida del guitarrista Brian Robertson de Thin Lizzy, Lynnott lo llamó para participar en la gira por los Estados Unidos abriendo los conciertos de Queen y luego en diciembre de 1978, ya como miembro activo de la banda, participó en las grabaciones del disco Black Rose: A Rock Legend publicado al año siguiente.


El 6 de febrero de 2011 y a la edad de 58 años falleció mientras dormía en una de las habitaciones del Kempinski Hotel Bahía en Estepona, España.​ Según su novia, con quien pasaba unas vacaciones en dicha ciudad, cenaron tranquilamente y luego se trasladaron a la habitación sin problemas. Ella dio la alarma a las 4:00 a.m. llegando al cuarto el servicio del hotel y posteriormente la policía, quienes le dieron masajes al corazón para salvarlo pero lamentablemente sin éxito. Según informó la policía española, su cuerpo no presentaba signos de violencia por lo que no se abriría ningún tipo de investigación. La autopsia practicada al cuerpo del guitarrista, reveló que su muerte fue causada por un ataque al corazón. La noticia de su muerte fue dada a conocer por el mánager de Thin Lizzy, Adam Parsons.

 


 

Según el medio inglés The Daily Telegraph, el ataque cardíaco letal que sufrió el guitarrista se provocó por una gran cantidad de alcohol que había consumido la noche de su muerte. Moore tenía 380 mg de alcohol por decilitro (100 mililitros) de sangre en su organismo (0,38%), que significa que poseía cinco veces la cantidad permitida de alcohol en el organismo.

La familia decidió no hacer el funeral en su natal Belfast, sino en la pequeña localidad de Rottingdean, en el condado inglés de Sussex Oriental, donde él vivió los últimos 15 años de vida y además, hogar de sus hijos. La ceremonia se realizó en la iglesia St. Margaret con la presencia de familiares, entre ellos sus hijos Saoirse, Lily, Jack y Gus, y amigos íntimos. Además de discursos y palabras en su nombre, su hijo Jack junto a su tío Cliff Moore tocaron en guitarra una versión de «Danny Boy», mientras que al final de la ceremonia durante la salida del ataúd de la iglesia se interpretó la canción «What a Wonderful World» de Louis Armstrong. Sus restos descansan en el cementerio de la iglesia St. Margaret.

Loading...
Deja tu comentario
Cache fecha: 17-05-2018 08:16:48