Tucucu.com
Un ratón cosido en su vestido de Zara (Sorprendente) | Apache – Lil’ Supa – Akapellah – Gona Sabado 04 de Junio en Mérida | ¡Sin miedo! Alimentos que puedes comer aunque estén vencidos | El perro puede indicar si estas embaraza. | Nueva señal para los vehículos que hará tu vida más feliz | Suicidios aumentaron 10% en EE UU tras el de Robin Williams | Disney recrea la portada de The Beatles: Abbey Road | Palabras cultas: solercia, mira lo que significa esta palabra | Cinemaduana abre proceso de inscripción | ¡De locura! La razón por la que estos niños van en falda a la escuela |

¿Qué cantidad de vitaminas son buenas para la salud?



Las vitaminas son sustancias inorgánicas que están presentes en los alimentos y nos resultan absolutamente imprescindibles para la vida. Su carencia en el organismo de cualquier persona puede desencadenar problemas de salud. Por ello, debemos tomarlas obligatoriamente del exterior, ya que nosotros mismos no somos capaces de sintetizarlas a partir de reacciones químicas. Esta regla tiene excepciones, como veremos más adelante, ya que el organismo es capaz de sintetizar cierta cantidad de algunas vitaminas.

Publicidad:

También puedes leer: La historia del árbol de los problemas, que te ayudará a mejorar

Ningún alimento posee todas las vitaminas necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo y tampoco hay ningún alimento que no posea ninguna. Hay vitaminas que están más extendidas que otras en la naturaleza y se encuentran presentes en muchos alimentos y otras que se concentran en un grupo más reducido de alimentos.

¿Qué cantidad de vitaminas hay que tomar?

Cada una de ellas posee una recomendación de consumo específica que suele ser bastante pequeña y está ajustada a características y situaciones como sexo, edad, embarazo o lactancia. Sin embargo, y a pesar de necesitar mínimas cantidades vitamínicas, si no mantenemos una alimentación completa y muy variada tomando de todos los grupos de alimentos, desarrollar carencias de algunas vitaminas es frecuente.
Además de todo esto, algunas vitaminas son muy sensibles a las condiciones ambientales y pueden inactivarse dejando de ser útiles. La incidencia directa de la luz solar, el calor o incluso la propia solubilidad de algunas, hace que se puedan degradar antes o durante su ingesta.

Publicidad: