Tucucu.com
¿Para morir de miedo o de risa? Conocela peculiar carcajada de ésta bebé | Conoce los tatuajes que puedes hacerte con tu pareja | Cúpula de niebla tapa el condado de Denbighshire, al noreste de Gales. | COCA + MENTOS + NUTELLA = BOOOM | Otro vídeo de exploxión de Samsung Galaxy 7 (Vídeo) | Tomás Guanipa: Las regionales no se tratan de un gobernador, se trata de liberar al pueblo | Lorenz Valentino un amante del Photoshop (Fotos) | ¿Panquecas de papa? Mira esta crujiente y deliciosa receta | Meses después protagonista de Teen Wolf habló sobre divulgación de video sexual | ¿Por que tenemos 5 dedos y no 7? |

Abuelo enseña e humilla a jóvenes en el gimnasio



Muchas personas, sobre todo aquellas que comienzan a ir al gimnasio, creen que por ir más tienen la ventaja de humillar, burlarse o hacer bullying a quien no va, no entrena y no hace ejercicio periódicamente. Esta situación pasa en muchos sitios, y en muchos ámbitos diferentes al gym, pero en este caso veremos como este gimnasio será presa de una «broma», o más que broma una humillación por parte de un campeón mundial del físico culturimo, pero que tiene 73 años de edad.

Publicidad:

También puedes leer: La foto del preso más bello del mundo consigió 50.000 «me gusta» en Facebook

El grupo llega como si nada a un gimansio en España, el mismo como cualquier otro sitio similar, está abarrotado de jóvenes quienes entrenan bien sea para tener una mejor salud, como otros para obtener una mejor apariencia, pero no se imaginan que por la puerta entrarán un grupo de abuelos que los dejarán con algo más que risas en sus rostros, sino que les enseñarán una lección que les servirá para toda la vida. La lección que deberán aprender será la de «la edad no es impedimento para nada ni para nadie», la edad es solo un estado mental, pues todos podemos y estamos capacitados para hacer cualquier cosa pese la edad que tengamos.

En el vídeo quienes inicialmente se burlaban, fueron cambiando sus rostros por caras de sorpresa al ver que el hombre lograba levantar incluso más peso que muchos de los fortachones que allí se encontraban. Esto más que dar una lección fue una humillación, porque al ver al señor levantar mucho más peso que ellos dejó muy en entredicho su entrenamiento.

Publicidad:

El final es de película, pues el señor se quita el suéter y también su pantalón de ejercicios, para mostrar un cuerpo bien formado lleno de músculos.