¡Deliciosas! Aprende como preparar 5 cenas rápidas



Saber preparar cenas rápidas es la meta de cualquier madre de familia que tiene que cocinar cada día al llegar del trabajo para alimentar al marido y a los hijos. Pero no tiene que ser tan complicado: el secreto está en aprovechar el tiempo para dejar listos los ingredientes para combinarlos en las noches y servir la mesa en un santiamén.

También puedes leer: Jugo de pepino y piña en ayunas para adelgazar

Estas son algunas ideas de cenas fáciles, sabrosas y rápidas de hacer. 


El lunes  “piensa verde”

Asa unas pechugas de pollo, córtalas finamente y guárdalas dentro del refrigerador. El lunes en la noche prepara una ensalada grande con hojas verdes: lechuga, espinacas, rúgala. Agrégale tomates, cebolla, aceitunas negras, pimientos de varios colores y trocitos de queso, adereza con sal, pimienta, vinagre balsámico y aceite de oliva y listo, acompáñala pan.

El martes “arroz con todo”


El arroz es uno de los alimentos más versátiles que hay, puedes combinar lo con casi todo. Si te preocupan los carbohidratos. Puedes prepararlos  con vegetales salteados y un toque de soya, con pollo,  chorizo, salchicha o queso, tipo risotto.

El miércoles ¡que viva Italia!

El “ombligo de la semana” es un día perfecto para salirse un poco de la dieta y hacer una buena fuente de pasta.  Prepárala  con una salsa blanca con tocinetas y espinacas o disfrútala con un rico pesto con albahaca, ajo, aceite de oliva y un poco de queso parmesano.


El jueves “sandwiches fríos o calientes”

Tal vez cuando eras niña te enseñaron que había que “comer caliente” para estar bien alimentada, pero es hora de que descubras la verdad. Un sandwich puede incluir embutidos, quesos, jamón, pollo, pescado, vegetales… ¡prácticamente cualquier cosa! Si a pesar de todo insistes en “comer caliente”, pues cómprate una tostadora de sándwiches y no dejes de agregarle queso para que se funda con el resto de los ingredientes.

El viernes “una sabrosa sopa”


Nada mejor que una buena sopa para darle calor al cuerpo y deleitarse con los sabores que recuerdan a la niñez. Un día puedes hacer la receta de pollo de la abuelita; otro, una crema de apio o de champiñones; y la semana siguiente puedes mezclar los vegetales de tu preferencia.

Loading...
Deja tu comentario
Cache fecha: 24-06-2018 02:52:49