Tucucu.com
Cuál es más saludable «MANTEQUILLA vs. MARGARINA» | Déficit de atención, qué es y cómo tratarlo | Lugares terrorificos: Centralia, el pueblo fantasma | ¡Lamentable! Sascha Fitness explicó las razones de su ausencia (Video) | El gato con el rostro más increíble | Las mujeres sedentarias tienen más riego de desarrollar cáncer de mama | 10 personas idénticas a las caricaturas | ¿Sabes que pasará en los últimos tres capítulos de “Game of Thrones”? | Este hombre CONSTRUYO un HELICOPTERO con 54 Drones | ¿Cómo se escribe bacante o vacante? |

Historia de un piloto de guerra «el fantasma del castillo de Colditz»


Se trata de un piloto de sobrenombre «el fantasma» ya que los guardias alemanes lo creían muerto durante la Segunda Guerra Mundial. Este hombre tras escapar de su celda construía a escondidas con materiales robados por las noches un planeador para escapar de su prisión, el castillo de Colditz. 

Publicidad:

También puedes leer: Consejos para combatir la alergia al polvo

Los alemanes convirtieron el castillo de Colditz en un campo de prisioneros, llamado Oflag IV-C (campo de oficiales IV-C) pues las instalaciones eran buenas para hacer muy complicada la evasión o el rescate. Se realizaron muchos intentos de fuga pero sólo 30 presos lograrían escapar. La historia más impresionante es la de Jack Best, un teniente británico de la RAF que sería protagonista del mejor plan de escape de todos los tiempos.

Tras ser capturado en el norte de África ingresó en Stalag Luft III de donde lograría escapar junto a otro compañero, pero fueron recapturados en Polonia. Así serían transferidos a Colditz.
Best, en un despiste de los guardias, el 5 de abril de 1943 se escapó, pero no del castillo. Durante más de un año permaneció escondido en los lugares mas insospechados: armarios y falsos techos del castillo. Los guardias jamás lo encontraron, lo que le valió el apodo de “El fantasma de Colditz”. Durante su «huida» se dedicó diseñar un planeador que esconderian en una de las torres del castillo.

El planeador de 9.7 metros de envergadura, apodado “Lucy” estaba construido, por un pequeño grupo de presos, a partir del hierro de los barrotes de las ventanas del castillo, madera de los bancos, tela de las cortinas e infinidad de partes de un antiguo fonógrafo que serviría para construir los controles. Para despegar se usaría una improvisada catapulta que utilizaba una bañera de contrapeso impulsor. El impulso sería suficiente como para llegar al río próximo al castillo, el rió Mulde, y de ahí se dirigirían a las vías del tren que les llevarían a Suiza. Nunca llegaron a usar el planeador, ya que pocas semanas antes de la fecha de la fuga, los Aliados liberaron el castillo.

Publicidad:

55 años después, el Canal 4 británico construiría una réplica exacta del planeador. Funcionaría tal y como esperaban los prisioneros, cuando el piloto de pruebas John Lee lo haría volar más de una milla. Best pudo asistir a este extraordinario evento, murió un año después a la edad de 87 años.