Tucucu.com
¿Sabes de qué está hecho nuestro cuerpo? | “Mujer maravilla” no querrá que veas estas fotos de ella | Astronautas ponen una cámara dentro de una gota de agua, mira lo que paso | Sabías que puedes usar la cascara del plátano para muchas cosas | 5 Maneras de disfrutar del verano con su mascota | Fenómenos naturales que te dejaran sin habla | Qué hacer cuando estas ante una borrachera | Las 73 Fotos del Final de Qué paso ayer? 2 | Cómo abrir un URL con Javascript y target «_blank» | Mira el debut en formato video lyric de la banda THE UNITY con el tema «Rise And Fall» |

¿Sabes cómo los egipcios alinearon las pirámides con total precisión ?



La incógnita de muchos arqueólogos por años a sido como pudieron los egipcios alinear las pirámides tanta precisión perfecta con los cuatro puntos cardinales. Sus cuatro caras dan al norte, sur, este y oeste con una desviación de solo 0,66 grados. Teniendo en cuenta la tecnología de la época y que la gran pirámide tiene 138,8 metros de lado, es un logro sencillamente asombroso.

Publicidad:

También puedes leer: 8 consejos para cuidar su audición

El arqueólogo e ingeniero Glen Dash tiene una idea mucho más simple. La teoría no es nueva, pero Dash no solo ha logrado apoyarla con datos, sino que la ha llevado a la práctica con éxito. Según este investigador, los egipcios aprovecharon el equinoccio de otoño.

En astronomía, los equinoccios son dos momentos al año en los que el Sol está situado en el plano del ecuador celeste. Cuando alcanza su cenit en el cielo, la intersección con el plano del ecuador es perfecta, lo que lo convierte en el momento ideal para tomar medidas si lo que quieres es alinear un edificio.

Publicidad:

Para tomar estas medidas, Dash cree que los egipcios emplearon un instrumento ya conocido en la época llamado gnomon. En esencia, es un palo alargado que se clava en el suelo para medir el recorrido de la sombra.

Con ayuda de esta vara de medir, los egipcios fueron marcando diferentes puntos a medida que la sombra se movía en el equinoccio de otoño. El resultado fue un arco perfecto. Después solo tuvieron que unir dos de los puntos con una hebra larga de cuerda para obtener una línea este-oeste.

Dash ha probado la técnica por sí mismo y funciona. De hecho también explica la sutil desviación de 0,66 grados en contra de las agujas del reloj. Es un ligero fallo derivado precisamente de la técnica empleada. En cuanto a cómo dar con el día exacto del equinoccio de otoño, el arqueólogo explica que solo tienenque contar 91 días desde el solsticio de verano.

La explicación solo tiene una pega: aunque encaja perfectamente y tiene sentido, no existe ningún dato histórico que la avale como tampoco existe ningún dato histórico que avale otra hipótesis. A menos que algún día encontremos una tablilla nunca antes vista en la que los egipcios desgranen sus asombrosas técnicas de construcción, todo lo que podemos hacer es teorizar.