Tucucu.com
Las 3 formas de decir te amo en japonés | Diosdado Cabello respondió amenazas de Trump: “Que el imperio haga lo que tenga que hacer” | 5 Atracciones en Caracas para los bebes o mas pequeños de la casa | Esto es lo que está haciendo la OPEP para aumentar precios del petróleo | En EE.UU mueren 120 personas cada 24 horas por uso de drogas | Si te fastidia caminar! puedes llevar un «Solowheel» | Las tortugas también son agradecidas | Aquamater celebrará 15 años con una verbena familiar | Abuelo enseña e humilla a jóvenes en el gimnasio | Cómo jugar Clash of Clans en tu PC |

Sabes porque los medicamentos se recomiendan tomar con agua



La recomendación de los médicos para tomar los medicamentos orales es siempre hacerlo con agua, con una medida de 200 ml, es decir, un vaso lleno de agua, la persona todavía debe estar de pie; y si necesita sentarse o acostarse, deberá esperar unos 2 minutos después de haber ingerido la píldora, no es recomendable tomar leche, jugo, té, gaseosa u otras bebidas con sabor. Sin embargo hay personas que si los toman y el resultado es que los remedios desencadenan reacciones químicas que pueden comprometer su eficacia cuando se ingieren con líquidos diferentes.

Publicidad:

También puedes leer: 7 tips para cuidar tus riñones
  1. La Leche

Sobre todo cuando se trata de antibióticos a base de tetraciclina. En este caso, el compuesto presente en el medicamento se une al calcio de la leche, formando aglomeraciones que cortan el efecto del remedio.

     2. El Té 

Publicidad:

No es recomendado ya que la infusión tiene una gran concentración de tanino, una sustancia química que puede retardar o hasta incluso comprometer totalmente la eficacia del medicamento.

Otras reacciones químicas que perjudican el efecto de las píldoras también pueden ocurrir si se ingieren con jugos, gaseosas o café. En el caso de la última bebida, el paciente puede sufrir efectos colaterales como ansiedad, nerviosismo o palpitaciones.

Por último, es recomendable evitar ingerir comprimidos en seco, ya que pueden dañar o irritar la mucosa del tracto gastrointestinal, región en la que ocurre el inicio de la absorción y distribución del medicamento para que haga efecto.