Tucucu.com
35 Proverbios de la cultura japonesa para vivir mejor | Consejos para combatir el agotamiento durante el día | Micro computadora totalmente funcional | Estos son los animales más felices del mundo | ¡Ay, papá! Lo que confesó Norkys Batista sobre la relación que tiene con su exesposo | Se quema un local en Caracas y Jorge Rodríguez culpa a la oposición | Mujer millonaria financiará avión para apagar los fuertes incendios en Chile | Alirio Infante pinta desde el imaginario de los niños | Nostalgia: Así era la informática en los 80 y 90 | Nueva infección de transmisión sexual |

Como saber si tenemos hambre o simplemente antojo de comer un alimento



Si empiezas a conocer el limite de tu cuerpo y hasta que punto debes comer para saciar el hambre empiezas a evitar comer excesivamente y por ende las consecuencias negativas para nuestro cuerpo y al aprender a comer alimentos con un debido balance nutricional podrías evitar engordar muchos kilos que no necesitas tener.

Publicidad:

También puedes leer: 14 Cosas que la gente positiva no hace

Especialistas detallaron que el exceso de comida, al no ser utilizado por el organismo, casi siempre se convierte en grasa que se acumula en algún lugar del cuerpo, frecuentemente en la región estomacal, pero también en brazos, piernas, cadera, pechos, cuello y cara.

Explicó que el término satisfecho se refiere a saciar una necesidad o deseo, es un nivel en donde ya no existe la inmediata necesidad de comer, sin embargo la mayoría de las personas siguen comiendo.

Publicidad:

«Lleno significa ocupado por completo, no se puede comer nada más, ya que nos produciría asco e incluso puede existir la sensación de daño, provocando gases y agruras», detalló.
Consideró que se debe trabajar en dos puntos importantes como es el aprender a escuchar nuestro cuerpo y aprender a no «llenarlo», preguntándonos con honestidad si en realidad todavía tenemos hambre o ya no.

«Tenemos que acostumbrarnos a comer conscientemente menos. Esto es posible, aunque suele ser un proceso lento», precisó la nutrióloga, quien dijo que es la forma de recuperar buena parte de la salud, sentirme más ligero, poder hacer más ejercicio, descansar y dormir bien.

«También es estar más despierto y ágil mentalmente, no tener problemas estomacales o gástricos, estar y vernos más delgados y sobretodo sentirnos más felices y contentos».