Tucucu.com
Las trenzas y moños | Mantenimiento de los filtros del acuario de agua dulce | Es muy tierno como las modelos famosas sacan su lado maternal al hacer sus entrenamientos (video) | Trás un silencio de 3 años el vampiro de Jack White regresa con nueva canción | Steel Panther estrenan «Lower the Bar» full album | ¡Terrible! Mujer quedó parapléjica el día de su boda. Averigua aquí porqué | Los vadoma: la tribu africana con pies de avestruz | Kerly Ruiz renunció a Venevisión para trabajar en canal de Estados Unidos | Nuevo plan de abastecimiento de agua en Caracas | Embarazo después de los 30 años puede producir cáncer de mama |

Como saber si tenemos hambre o simplemente antojo de comer un alimento



Si empiezas a conocer el limite de tu cuerpo y hasta que punto debes comer para saciar el hambre empiezas a evitar comer excesivamente y por ende las consecuencias negativas para nuestro cuerpo y al aprender a comer alimentos con un debido balance nutricional podrías evitar engordar muchos kilos que no necesitas tener.

Publicidad:

También puedes leer: Te ha pasado que brincas mientras duermes

Especialistas detallaron que el exceso de comida, al no ser utilizado por el organismo, casi siempre se convierte en grasa que se acumula en algún lugar del cuerpo, frecuentemente en la región estomacal, pero también en brazos, piernas, cadera, pechos, cuello y cara.

Explicó que el término satisfecho se refiere a saciar una necesidad o deseo, es un nivel en donde ya no existe la inmediata necesidad de comer, sin embargo la mayoría de las personas siguen comiendo.

Publicidad:

«Lleno significa ocupado por completo, no se puede comer nada más, ya que nos produciría asco e incluso puede existir la sensación de daño, provocando gases y agruras», detalló.
Consideró que se debe trabajar en dos puntos importantes como es el aprender a escuchar nuestro cuerpo y aprender a no «llenarlo», preguntándonos con honestidad si en realidad todavía tenemos hambre o ya no.

«Tenemos que acostumbrarnos a comer conscientemente menos. Esto es posible, aunque suele ser un proceso lento», precisó la nutrióloga, quien dijo que es la forma de recuperar buena parte de la salud, sentirme más ligero, poder hacer más ejercicio, descansar y dormir bien.

«También es estar más despierto y ágil mentalmente, no tener problemas estomacales o gástricos, estar y vernos más delgados y sobretodo sentirnos más felices y contentos».