Los animales tienen sus colores a los que estamos acostumbrados a verlos, como los pingüinos son blancos y negros, y de igual forma son los pandas, los elefantes son grises y los tigres son naranjas con rayas negras. Pero como todas las reglas esta también tiene su excepción y es donde vemos que existen animales con otros colores a los que nuestros ojos no están acostumbrados.

También puedes leer: Conoce estas 11 curiosidades de los camaleones

De vez en cuando, un espécimen sufre una mutación que cambia su apariencia por completo. La criatura puede presentarse como una extraña anomalía o incluso puede formar una subespecie completamente nueva.


A continuación te mostramos 8 animales que sufrieron mutaciones que cambiaron su color por completo:

1- Osos panda marrones

El gran panda tiene solo una subespecie, el oso panda marrón también conocido como oso Qinling.

Donde la mayoría de los pandas tienen el pelaje negro, los osos Qinling muestran un pelaje de color marrón. Los científicos apuestan a que esta subespecie de oso probablemente tuvo lugar debido a que los pandas suelen ser bastante propensos a la endogamia.

https://youtu.be/wVn8mXpKo6A

Publicidad:

También puedes leer: Diseños creativos de las esponjas scotch brite

2- El pingüino negro

Al menos 17 especies de pingüinos andan sobre este planeta. El pingüino estándar que todos conocemos tiene la espalda negra y la panza blanca. Dependiendo de la especie,  podrán mostrar coloridas crestas de plumas, manchas de color naranja, aletas blancas o ojos amarillos brillantes.

Pues bien, diferenciándose del resto, está el pingüino negro, el cual es completamente oscuro como cabe esperar. Cuando fue descubierto por un fotógrafó de National Geographic en 2010, un ornitólogo lo llamó “la mutación de uno entre un millón“.

En realidad, este tipo de pingüino sufre melanismo, es decir, una sobreproducción de melanina, el pigmento que da color a la piel. Lo normal es que las aves sufran escasez de melanina, no un exceso. Aún así, el melanismo en los pingüinos es casi inaudito.

Publicidad:

3- Venus, el gato quimera

La mitad de la cara de este curioso felino es negra y la otra es naranja con un dibujo atigrado. En la mitad negra tiene un ojo verde y en la mitad naranja tiene el ojo de color azul.

Nadie está completamente seguro de cómo se las apañó Venus para tener un aspecto tan molón, lo único en lo que coinciden los expertos es que estamos ante un caso de quimerismo. Los individuos con quimerismo aparecen como resultado de la fusión de dos embriones cuando están en el útero. Se trata de un fenómeno bastante usual entre los gatos.

4- Cebras Melanísticas

Los pingüinos no son los únicos animales que nacen con melanismo. Las cebras también experimentan este fenómeno, y, aunque son más comunes que los pingüinos negros, aún siguen siendo muy raras.

A diferencia de los pingüinos, una cebra melánica no es completamente negra. La mutación solo genera rayas negras inusualmente anchas y pronunciadas.

5- Cebra dorada

Mientras que un exceso de melanina le otorga a una cebra la predominancia del color negro, muy poca melanina hace que muestre rayas doradas en lugar de negras.

Es posible que hayas visto algunas fotos por internet de Zoe, la cebra hawaiana, en las que aparece con unas rayas de color naranja brillante. Estas fotos han sido manipuladas, pero su verdadera apariencia aún sigue siendo muy impactante. Debido al melanismo, Zoe tiene rayas doradas y ojos azules.

6- Canguro albino

Los canguros grises del este son una de las especies más grandes entre los canguros. Pueden medir hasta 210 centímetros de altura y pesar 54 kilos. También son capaces de saltar 8 metros de un solo salto y alcanzar velocidades de aproximadamente 56 kilómetros por hora.

Los expertos en fauna salvaje afirman que los canguros albinos tienen muy pocas posibilidades de sobrevivir en la naturaleza ya que son presa fácil para los perros salvajes y los zorros. También son más susceptibles a sufrir cáncer de piel o quemaduras solares y es probable que tengan dificultades para ver y oír.

7- Langosta americana de bicolor

Las langostas americanas (también llamadas langostas de Maine) son marrones aunque se vuelvan anaranjadas cuando se hierven. Sin embargo, en julio de 2006, una langosta americana parecía estar medio hervida y medio cocida, ya que su lado derecho estaba moteado de marrón y el lado izquierdo era anaranjado.

Los caparazones de las langostas americanas están formadas por una combinación de pigmentos amarillos, rojos y azules. Al parecer, la mitad de este espécimen mostraba un color naranja porque carecía del componente azul. La otra mitad no se vio afectada porque cada mitad crece de manera independiente. Lo cierto es que este fenómeno es casi imposible, las probabilidades de ver una langosta de este tipo es de 1 entre 50 millones.

8- Elefante blanco

Los elefantes blancos sí sufren de albinismo, pero a pesar de su nombre, no son blancos. En realidad son de color rosa o marrón rojizo, y su rara mutación es más común en los elefantes asiáticos que en los elefantes africanos.

En los países asiáticos como Birmania y Tailandia, los elefantes blancos tradicionalmente se consideraban sagrados y no se utilizan para ninguna forma de trabajo. Ver a uno genera la creencia de que es una señal de que el líder de ese país o región reina con justicia y poder y que el reino ha sido bendecido.

La naturaleza es grandiosa y esta es una muestra de ello.

Visitas:

Los animales tienen sus colores a los que estamos acostumbrados a verlos, como los pingüinos son blancos y negros, y de igual forma son los pandas,…