¿Sabes si tu hijo sufre y estas realmente preparada?



No lo tomes como algo irrelevante, los niños también sufren y pasan por momentos de dificultades en su vida y esto puede perjudicar el desarrollo de su personalidad.

También puedes leer: Soluciones para aumentar el brillo y suavidad de tu cabello

El acoso escolar es uno de los principales problemas que enfrentan los niños de hecho hay cifras de la Unesco, se estima que alrededor de 246 millones de niños y adolescentes en el mundo son víctimas de violencia en las escuelas, y en Colombia, por lo menos 1 de cada 5 es o ha sido afectado por estas intimidaciones.


Todos los niños que son victimas de esos problemas escolares y los que causan las agresiones lo hacen por muchas causas una de las primordiales es el alejamiento de los padres debido a la cantidad de trabajo que tienen que realizar para poder mantenerse y el niño termina creciendo con otras personas o quizás solos. Cuando pasa eso y existe una soledad mas extensa es donde comienzan a dar mas importancia a los amigos y es donde quieren ser mas aceptados y cuando experimentan un rechazo sufren profundamente.

A veces la parte económica también le causa sufrimiento a los niños; al crecer y ver que en su hogar no existen los recursos para satisfacerse y observan que otros niños si tienen un mejor bienestar.

Cuando los niños están acostumbrados a tenerlo todo tanto las necesidades básicas como las que no lo son, hace que los chicos no experimenten frustraciones desde pequeños. . Este factor les quita la capacidad de regular sus emociones porque no se les ha enseñado que el sufrimiento hace parte de la vida.


El problema en el comportamiento de un niño, bien sea rebelde o introvertido, claramente tiene que ver con las situaciones que lo hacen sufrir, en casa, en la escuela, en cualquier otro lugar que frecuente. En este punto los padres tienen la gran responsabilidad de comprender la realidad por la que están pasando,

Aunque vivimos en una sociedad que le da prioridad al eje laboral, los padres deben aprovechar al máximo el tiempo que comparten en el hogar enseñándoles cómo regular sus emociones negativas. Una manera de hacerlo es, como dice Claudia Botero, mediante la sinceridad: “Un padre puede decirle a su hijo ‘estoy triste, me preocupa esto o me siento enojado por esto’. No es negativo que muestren sus emociones y que además le enseñen a sus hijos a experimentarlas y a verlas como algo normal de la vida”. Para lograrlo es importante que los padres se capaciten y puedan entender que educar a los hijos no significa que no sufran “sino que sufrir hace parte del proceso de desarrollo de cualquier persona”, concluyó la psicóloga.

Loading...
Cache fecha: 11-07-2018 04:47:09