Sabrosas meriendas para niños entre 1 a 3 años


Share on Google+

Puedes recuperar la comida que dejaste del día anterior, dándole un toque novedoso y que le llame a la curiosidad de tu hijo y quiera comerlo. Nutre a tus hijos con meriendas con todas las vitaminas que requieren nuestros hijos para crecer felices, no dudes en incluir algunas frutas o vegetales diferentes en caso de que tengan un antojo particular que quieras cumplir.

Pollo asado

El pollo asado al horno y cortado en trocitos, el queso cortado en cubos, y los kiwis y fresas picadas son una comida que la mayoría de los niños pequeños disfrutan. Agrégale algo de especias y sabor a la comida al sazonar el pollo con limón y hierbas, ajo, jengibre y paprika o pimentón.


Pasta y salsa de tomate

Una salsa de tomate con vegetales agrega más nutrientes por porción que una variedad ordinaria de salsa de tomate. Úsala con pasta corta como macarrones. Espolvorea queso parmesano rallado, y sirve acompañada con trozos de pepino y rodajas de plátano.

Albóndigas

Las albóndigas congeladas pueden sacarte de un apuro en pocos minutos. Guárdalas para comerlas los días que más las necesites, o usa una variedad que hayas comprado en la tienda que sepas que a tu niño le encanta. Sírvelas mezclado con mantequilla ,con nabos, camotes o chirivías asados, tomatitos minis partidos por la mitad y rebanadas de manzana verde. Es una comida colorida que agradará hasta al más exigente de los paladares.

Las sobras de anoche

¡La comida recalentada o las sobras de la noche anterior hacen los mejores almuerzos! Sirve algo del pescado o pollo asado con papas de anoche acompañado con chícharos (guisantes) y rodajas de naranja dulce. Para variar, no dudes en emplear camotes (boniatos) u otros tubérculos comestibles como nabos o chirivías en lugar de papas.

Arroz y frijoles negros

Las sobras de arroz, frijoles negros, aguacate en rebanadas y el queso cheddar rallado son una comida que la mayoría de los niños pequeños aceptan. Sírvelos con una cucharada de salsa, o ponla al lado, para agregar un poco más de sabor a la comida.

Salchicha y queso con vegetales

Guarda brócoli y coliflor asados en el refrigerador y dales una recalentada rápida cuando sea necesario para una comida. Sírvelo espolvoreado con queso parmesano, y añade rodajas de salchichas, y trozos de queso Babybel para una comida rápida sencilla, apropiada para niños.

Son recetas fáciles de hacer y muy coloridas que tu hijo no va a evitar querer probar. Solo inténtalo!

Loading...
Cache fecha: 24-09-2018 01:54:37 Actual: 24-09-2018 06:06:52 Tiempo: 1,5029907227 (milis)