Tucucu.com
30 objetos de Star Wars que te dejarán loco | Conoce la importancia de las abejas y la creación de abejas robot | Manicomio de Pennshurst, el peor manicomio de la historia | Debes dejar a tu familia si quieres ser cristiano | Niña 4 años grita desesperadamente en baño de Mcdonald’s, mira que paso | 5 Atracciones en Caracas para los bebes o mas pequeños de la casa | ¡Asombrosa! Esta acróbata cruzó el Niágara colgada con sus dientes (+Video) | Miss Francia se alzó con la corona de Miss Universo 2017 | The Shadow Archetype es lo nuevo de EVOCATION | Llevó a su mujer embarazada al hospital y lo llevan preso, entérese por qué |

Demostrado, los niños que crecen cerca de la naturaleza tienen mejor desarrollo cerebral


Científicos españoles comprueban en el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), atreves de unas pruebas que la exposición a zonas verdes en la infancia está vinculada con cambios positivos en las estructuras cerebrales, como mayor capacidad de atención, análisis y memoria.

Publicidad:

También puedes leer: 10 famosos que han salido del closet en este años.

Aunque el niño crezca viendo la naturaleza desde la ventana o simplemente con dar una breve caminata diariamente, incluso si el niño habita en una ciudad sumamente contaminada, es bueno para su salud y se mantiene cerca de la naturaleza.

Se ve como algo obvio pero aun no se había realizado un estudio especifico donde se obtuvieran las medidas exactas del vínculo entre la exposición a áreas verdes y el desarrollo positivo de las estructuras cerebrales.

Publicidad:

La muestra de 253 niños de distintas zonas de Barcelona le probó a los investigadores algunas hipótesis, como que los niños que viven en hogares rodeados de espacios más verdes tienden a presentar mayores volúmenes de materia blanca y gris en áreas del cerebro vinculadas a la función cognitiva, lo que implica beneficiosos en el desarrollo de los niños.

Dicho proyecto indaga sobre la contaminación y el desarrollo cerebral en los niños de diversas edades el cual ha tenido como resultado que la contaminación genera un efecto negativo en la capacidad de atención, el análisis de problemas y la memoria.

Las pruebas tomaron en cuenta el desarrollo cerebral de los niños desde su nacimiento hasta los 7 y 11 años y siguieron su educación en 39 escuelas de Barcelona. A lo largo de este tiempo, los investigadores realizaron cuatro visitas de control y en ellas les hicieron pruebas de análisis de información, atención y memoria.

Las pruebas del impacto de la naturaleza resultaron positivas a nivel neurológico para los niños que crecieron en ambientes con poca contaminación y en contacto con la naturaleza, en cambio para los que crecieron en zonas urbanas con poco contacto natural fueron negativas respecto a la restauración neurológica y la estimulación psicológica como la creatividad.