¿Sabes lo que es un angioma vertebral?


Share on Google+

La mayoría de las personas piensa que un angioma vertebral es un tumor maligno pero en realidad son una malformación de los vasos sanguíneos. Por lo tanto, son lesiones no cancerígenas que normalmente se desarrollan en la parte del tórax de la columna vertebral. En la mayoría de las ocasiones afecta mas a las mujeres.

En las mayorías de los casos no tienen síntomas y no suele requerir tratamiento. Muchas veces son detectados cuando se revisa la persona por otra enfermedad, todavía no se conoce su origen o las causas que lo pueden producir, pero la teoría más aceptada es que en la formación de angiomas está implicada la angiogénesis.


Si produce ciertos síntomas como dolor de espalda, entumecimiento en las piernas o parálisis, debes acudir al medico lo antes posible para que te pueda dar el tratamiento que necesitas. Normalmente los angiomas no dan problemas, como ocasionar una fractura vertebral pero cuando crecen, se expanden y provocan más daño en las estructuras de alrededor, puede dañar la medula espinal. Si el angioma sangra puede provocar un hematoma que comprima la medula.

Para el diagnóstico de un angioma vertebral, se suelen utilizar pruebas de imagen como scanner y la resonancia magnética puesto que son la mejor manera de verlos. Por lo tanto, estas pruebas de imagen son indispensables en el diagnóstico.

La mayoría de los angiomas tienen unas características propias que los definen, sin embargo aquellos que son más agresivos pueden no tener estas características. Esta situación complica el trabajo de los especialistas ya que pueden confundir con facilidad el angioma con otro tipo de tumor vertebral.

Cuando se da una situación en la que no se puede distinguir con facilidad el tipo de tumor mediante técnicas de imagen, normalmente se  recurre a realizar una biopsia para estudiar el tejido y realizar el diagnóstico correcto.

Hoy en día disponemos diferentes tratamientos para aquellos angiomas menos agresivos. Dentro de estas técnicas destacamos:

  • Radioterapia: esta técnica implica la aplicación de rayos X directamente en el lugar del problema. Los rayos destruyen las células del hemangioma y pueden detener su progresión.
  • Embolizacion de arterias: consiste en impedir que la sangre llegue al angioma. Se inyectan por un catéter unas partículas formadas de esponja o gelatina que bloquearán a la arteria y al flujo de sangre al angioma.
  • Inyecciones alcohólicas o vertebroplastias: consiste en inyectarle cemento a la vértebra dañada.

Para los mas agresivos se puede someter al paciente a cirugía donde se descomprima la zona de la columna.

Loading...
Cache fecha: 13-10-2018 09:49:58