Tucucu.com
Tu hijo es ciberdependiente mira como puedes saberlo | Ropa tecnológica, es lo último en cuidado de la salud | Esto es lo que pasa después de convertirte en mamá | Charlie y la Fábrica de Chocolate, el antes y después de los actores | Cerebro de Dinosaurio fue descubierto fosilizado. | Cómo jugar Clash of Clans en tu PC | Requisito para obtener beca en Sudafrica ser Virgen | ¿Existen las llamadas malas o dañinas mutaciones? | Has visto a la bebida mas cara del mundo y lo asombrosa que es su presentación | Se llevó de compras a sus nietos dentro de jaulas para perros (VIDEO) |

Explicación para las personas que tienen la letra fea



Las personas que tienen la letra fea pueden sufrir de un trastorno que se llama disgrafia que afecta al sistema nervioso: los circuitos neurológicos responsables de la capacidad de escribir o incluso copiar letras y números.

Publicidad:

También puedes leer: Los diferentes tipos de suegra con las que debemos convivir

No siempre es una simple mala caligrafía o falta de dedicación al momento de escribir. Si sufre de una disfunción de disgrafia la puede tener desde que nace porque pudo originarse en la gestación, suele ser mas común en los niños. No podemos saber si el niño sufre de disgrafia solo hasta que pase los 8 años, cuando el niño ya domina la lectura y la escritura ya que en los primeros años de vida es normal que la caligrafía sea confusa durante el proceso de alfabetización de la infancia.

La disgrafía no entorpece el desarrollo intelectual y tampoco indica que el niño es menos inteligente que los demás. El niño que sufre de disgrafía puede ver su rendimiento escolar perjudicado debido a la dificultad motora en la realización de actividades como copiar tareas de la pizarra o seguir un dictado propuesto por el educador.

Publicidad:

Tras diagnosticar la disgrafía requiere un tratamiento multidisciplinario, así como los demás trastornos de aprendizaje. El niño deberá pasar por terapias con fonoaudiólogos, psicopedagogos y neurólogos. El tiempo de tratamiento varía mucho de acuerdo a cada caso, pero puede tardar meses o años. El uso de medicamentos solo es necesario si el niño, además de la disgrafía también presenta hiperactividad o déficit de atención.