Tucucu.com
Epidemia de baile de 1518 ¡Súper extraña! | Esta es la sorprendente razón por la que el letal veneno de la viuda negra es tan potente | Fritz el nuevo bebé oso polar de Berlin.(Fotos) | Subastan a Trump desnudo en los EE.UU | Alternativas para que no digas groserías en el trabajo | Pasos para retirarte los lentes de contacto | Cómo usar la preposición “A” | Anthony, ¿Qué significa ese nombre? | Bon Jovi estrena hoy «New Year’s Day» | Las mejores herramientas para utilizar las redes sociales en un Blogs. |

¿Ignoras tus emociones a diario?



En la sociedad actual y con la que vivimos todos los días nos enseñan que las emociones deben ser manejadas y controladas dependiendo de la situación que se nos presente.

Publicidad:

También puedes leer: El restaurante más feliz del mundo donde sirven desayunos, almuerzos y muchos abrazos

Es muy común que en algún momento de tu vida alguien dijo: “aguántate”, “contrólate” o simplemente “no llores”. Hay ciertas culturas que ven a estas emociones como simple debilidades y tratan de taparlas con otras actividades como ver televisión , escuchar música o peor aun alcohol o drogas.

Las emociones son reacciones naturales que tiene el cuerpo en ciertas situaciones. Neurólogos y científicos han identificado que esto se debe a que existe una zona del cerebro que envía señales principalmente al corazón, los pulmones y los intestinos, como un método de supervivencia. Emociones como el miedo, el peligro y el estrés detonan mensajes para que las personas puedan reaccionar eficazmente ante los causantes, pero esto sucede de manera inconsciente y mucho antes de que la persona se de cuenta de qué está sintiendo.

Publicidad:

A veces nuestro cuerpo pide que se tome en cuenta el sentimiento mediante depresión y ansiedad, no solo se manifiesta en los pensamientos, sino que lo vemos en la tensión en la espalda, malestar estomacal o dolores de cabeza.

Aunque no es posible controlarlas, se puede elegir la manera en que se reacciona a ellas. Basta con hacer conscientes los sentimientos para poder asimilarlos y tratarlos. Muchos psicólogos argumentan que entender de dónde vienen puede ayudar a aliviarlos y a eliminar los padecimientos físicos que provoca.