Tucucu.com
Su regalo de navidad fue realizarse varias cirugías plásticas y mira como quedo (Fotos) | Mi bebé tiene fiebre que debo hacer | Temas para esa pareja infiel (+Videos) | Mamá osa salva a su osito de una autopista | Cómo descargar un sitio completo de Internet | Esta es la escuela ecológica verde en Bali (Indonesia) | Porque nuestra voz grabada nos parece extraña | Imágenes te demuestran que el amor no es como lo pintan | ¿Que hacer cuando tienes raton, resaca, guayabo o hangover? | El Bajista de Megadeth cera marca de Café con su nombre Ellefson Coffe CO |

La empatía con otras personas puede tener origen en nuestros genes



Un estudio europeo ha determinado que la decima parte de nuestro nivel de empatía proviene de origen genético, aunque por lo general las mujeres son mas empáticas que los hombres esa diferencia no se ha visto en el ADN. Es muy importante saber que la falta de empatía aumenta además el riesgo de autismo.

Publicidad:

También puedes leer: Bebidas nocturnas para perder peso y desintoxicar el hígado

Algunos creen que la empatía es producto de nuestra educación y nuestra experiencia pero se ha demostrado que también esta influenciada por variaciones genéticas. También ha determinado que las personas con autismo tienen dificultades con la empatía cognitiva, si bien conservan intacta la empatía afectiva.

La empatía, que desempeña un papel fundamental en las relaciones humanas, es la capacidad de reconocer los pensamientos y sentimientos de otras personas, así como de captar el estado emocional de otro individuo y las reacciones que lo provocan. En el primer caso se habla de empatía cognitiva, en el segundo de empatía emocional.

Publicidad:

Basándose en ese test de empatía, los científicos británicos se han aliado con los de diferentes instituciones francesas para llevar a cabo el mayor estudio genético sobre la empatía, usando para ello los datos de más de 46.000 personas con autismo.

Estos pacientes no sólo contestaron al test de empatía para medir su sensibilidad hacia los demás, sino que además facilitaron una muestra de saliva para su análisis genético. Gracias a este análisis, los investigadores descubrieron que nuestra empatía es en parte genética: al menos una décima parte de esta variable humana está asociada a factores genéticos.

También confirmaron que las mujeres son de media más empáticas que los hombres, aunque no por ello muestran una diferencia en los genes que contribuyen a la empatía, tanto en hombres como en mujeres.

Como conclusión, esta investigación ha establecido con meridiana claridad que los factores genéticos explican una décima parte del grado de empatía que tenemos las personas, y que la mayor empatía que tienen las mujeres no está inscrita en su ADN. También que un déficit de empatía puede derivar en autismo.

Los investigadores se proponen profundizar en este trabajo con más personas para, por un lado, validar estas conclusiones y, por otro lado, identificar las rutas biológicas asociadas a los diferentes niveles de empatía entre las personas.