Tucucu.com
La cardiología la rama de la medicina que toca tu corazón | La arriesgada hazaña de este youtuber que te hará sentir dolor (+Video) | Ensalada de espinacas con fresas | El coíto de los perros y porque no se le puede separar | Dile SÍ a las raíces arcoíris y ponle diversión a tu cabello | ¿Te gustaría ser un YouTuber? Evita ir a la cárcel por vídeos como este | El asma como enfermedad respiratoria | 5 errores comunes al colocar el router Wi-Fi en la casa | ¡Irreconocible! No podrás como era en el pasado Shannon de Lima (+Foto) | Las risas vuelven a las tablas de la mano de IMPROVISTO |

¿Has sufrido un bloqueo cardiaco?



Estos bloqueos cardiacos pueden llevarnos a sufrir desmayos o a perder la conciencia. Atenderlos a tiempo nos puede ayudar a evitar que se agraven.

Publicidad:

También puedes leer: Enfermedades extrañas el «Síndrome de Klinefelter»

Cuando una persona sufre de bloqueos cardiacos es cuando hay un problema de transmisión de impulsos eléctricos que hacen que el corazón se contraiga y lata más deprisa o más despacio. Cuando esto falla, es muy probable que suframos desmayos o que perdamos la conciencia. Cuando estos bloqueos comienzan aparecer pueden ser tan leves que pasen desapercibidos.

Existen 3 diferentes bloqueos cardiacos:

1) Primer grado: El primer grado de los bloqueos cardíacos se caracteriza por apenas presentar síntomas. No se producen desmayos ni tampoco se pierde la conciencia. Pero, tal vez sí exista alguna sensación de que nos está bajando la tensión. Quizás nos ponemos muy blancos o nos mareamos ligeramente.

Publicidad:

2) Segundo Grado: En el segundo grado de los bloqueos cardíacos la situación se agrava un poco más. El corazón puede saltarse algún latido, incluso podemos percibir que late de manera irregular o más lento de lo que tendría que latir. Esto es debido a que algunos de los impulsos eléctricos están fallando.

3) Tercer grado: El tercer grado de los bloqueos cardíacos es el más grave y requiere de atención médica inmediata, ya que la vida de la persona podría estar en serio peligro. En este grado, la mayoría de los impulsos fallan y el corazón late a un ritmo muy lento, tanto que parece que va a detenerse.

Cuando un bloqueo cardiaco se complica la persona puede llegar a necesitar cirugía para que le coloquen un marca pasos.

La mayoría de los bloqueos cardíacos son fruto de sufrir cardiopatías, haber experimentado un ataque al corazón que ha dañado la transmisión de los impulsos eléctricos o padecer una enfermedad autoinmune.

En ocasiones, se nace con una predisposición a sufrir bloqueos cardíacos. En otras, son otro tipo de causas las que las desencadenan. Lo importante es prestar atención a todos los síntomas que mencionamos en los diferentes grados que hemos visto y acudir al médico. Considerar la falta de aire que sufrimos una cuestión de falta de resistencia o normalizar esas bajadas de tensión que sufrimos puede llevarnos a obviar un problema de este tipo.