Tucucu.com
¿Sabes por qué se casan las mujeres? No podrás creer sus motivos | El color de cabello que mejor va con tu personalidad, según tu signo del zodiaco | 31 sabores extraños que encontrarás en comidas | Unas de las mejores fotos de bodas súper originales (galería) | Mira cómo reaccionó este león frente a estos niños | Isabel Pantoja ingresa a la cárcel | Hallan indicios de vida en un volcán marciano | Al beber un vaso de agua en ayunas te ayuda a adelgazar | Manu Chao trae algo nuevo | Lagarto que posee 14 especies diferentes. |

Las 15 señales de que no lo amas de verdad o como pensabas



Cuando se ama de verdad tienes ciertas actitudes que denotan tu interés por la otra persona. Y pasa lo mismo cuando pasa todo lo contrario: si no lo amas, tienes algunas actitudes que destacan tu falta de interés, reseña Soy Carmín.

Publicidad:

También puedes leer: Medios de transporte en los que querrá trasladarte (Fotos)

Si piensas que amas desenfrenadamente a tu pareja y tienes algunas de las actitudes que te presentaremos a continuación, podrías estar en un error:

1. Si él se va a vivir a otra ciudad/país/estado, no es algo que te preocupe. De hecho, te es indiferente su presencia.

Publicidad:

2. Cuando le dices “te amo” te sientes hasta cierto punto ‘forzada’ como si lo hicieras solo porque él lo quiere escuchar y no porque realmente lo sientas.

3. No piensas en él cuando tus amistades te invitan a hacer un viaje de vacaciones.

4. Lo comparas constantemente [y aunque no se lo digas directamente], le insinúas que actúe como tal o cual persona.

5. No lo admiras, ya que siempre intentas cambiarlo.

6. No piensas en una relación estable en un futuro. Solo quieres vivir el aquí y el ahora a su lado.

7. Te pones a pensar por qué es que tienes una relación con esa persona: “¿estaré mejor sin él?”, te cuestionas.

8. Solo te enfocas en sus defectos e ignoras sus virtudes.

9. No le prestas atención. Solo te diviertes con tus amistades y pones cualquier pretexto para deslindarte de su presencia.

10. A veces no te parece lo suficientemente atractivo.

11. Dudas mucho en aceptar cuando te pide un favor.

12. Lo has terminado más de una vez y vuelves con él “sin saber por qué”.

13. No te sientes orgullosa de sus logros. Te da igual que le vaya bien o mal porque solo te enfocas en ti.

14. No das ese plus para consentirlo de vez en cuando, pues solo tú consideras que eres merecedora de todo.

15. Has pensado en más de una ocasión en dejarlo, pero te frena el miedo de saber qué harás después o cómo va a reaccionar.