A demás de tomar te calientes y aprovechar todas las propiedades que nos brinda también podemos hacer yoga y recuperar el control de las emociones.

También puedes leer: Conoce a Vince Brasco, el “Mini Hulk” que se ha convertido en una celebridad en las redes

Existen dos tipos de ansiedad: ansiedad adaptativa y ansiedad patológica.La primera de ellas puede considerarse un mecanismo de adaptación natural, que nos permite estar alerta ante ciertos sucesos estresantes. Cuando la intensidad aumenta y provoca malestares significativos es cuando la consideramos patológica.


Sentir miedo y ansiedad es parte de la vida. Esta sensación puede ser útil para estar más alerta y ser más cauteloso ante ciertas situaciones; una vez que aprendas a superarlas, la ansiedad será problema del pasado.

A continuación te decimos todo lo que debes saber para que la ansiedad no desgaste tu felicidad ni se interponga en tu camino.

Los trastornos de ansiedad podemos dividirlos en:

Publicidad:

También puedes leer: ¿Sabes a qué huele la lluvia?
  • Trastornos de pánico: La diferencia con la ansiedad generalizada es que los síntomas del pánico son más agudos y puede causar problemas psicológicos o físicos.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo:Son pensamientos o ideas ansiosas, que pueden influir en nuestro comportamiento.
  • Fobias:El miedo se concentra en una situación, objeto o actividad determinada.
  • Estrés postraumático: El desencadenante de este tipo de ansiedad es el haber vivido alguna situación traumática en la infancia y que se encuentra reprimida.

1. Té de valeriana

Se cree que la raíz de la valeriana tiene un impacto en la disponibilidad del neurotransmisor GABA en el cerebro.

Este es el principal neurotransmisor inhibitorio del sistema nervioso, y es el responsable de inhibir la actividad de las neuronas cerebrales. El GABA promueve la relajación y reduce los niveles de estrés.

Ingredientes

  • 15 gotas de aceite esencial de valeriana
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • En primer lugar, agregaremos el agua en un recipiente hondo, y lo calentaremos a fuego medio.
  • Cuando el agua haya hervido, apagaremos y retiraremos del fuego.
  • Agregaremos 15 gotas de aceite esencial de valeriana y mezclaremos bien.
  • Se recomienda ingerir el té de valeriana por las mañanas.

2. Yoga como terapia natural

El yoga presenta una serie de beneficios psicológicos además de físicos. Su práctica tiene un impacto positivo en el estrés y la ansiedad, debido a que reduce los niveles de cortisol, una hormona que se libera en respuesta al estrés.

Publicidad:

3. Infusión de manzanilla

La manzanilla es una infusión muy consumida que no solo destaca por sus beneficios para con la digestión. Esta infusión tiene características ansioliticas y ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y el insomnio.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentaremos el agua a fuego medio y añadiremos la manzanilla.
  • Cuando llegue a ebullición, apagaremos y dejaremos reposar.
  • Finalmente lo verteremos a una taza y beberemos.

4. Infusión de apio

Consumir dos tazas de té de apio al día puede ayudarnos a reducir la gravedad de los ataques de ansiedad.

Esta planta contiene grandes cantidades de potasio y ácido fólico, necesarios para la superación del nerviosismo.

Ingredientes

  • 1 ramita de apio bien verde (sobre todo las hojas) (8 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentaremos el agua y añadiremos la ramita de apio.
  • Dejaremos que llegue a ebullición, apagaremos el fuego y dejaremos reposar.
  • Finalmente verteremos la infusión en un vaso e ingeriremos.

5. Infusión de albahaca

Esta planta tiene la capacidad de reforzar el sistema nervioso y evitar las manifestaciones físicas del estrés en el sistema gastrointestinal.

Las hojas de esta planta aromática son ricas en antioxidantes que desempeñan un papel clave en la reducción del estrés mediante la neutralización de los radicales libres, además de propiciar claridad mental.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de albahaca (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentaremos el agua, añadiremos la albahaca y dejaremos que hierva.
  • Tras en primer hervor, apagaremos el fuego y dejaremos reposar por 7 minutos.
  • Finalmente, verteremos a una taza y beberemos.

Lo primordial que debes implementar para llevar una vida saludable y evitar la ansiedad es hacer ejercicio, practicar técnicas de relajación y meditación . Esas técnicas ayudaran a tener una vida mucho mas sana.

Visitas:




Loading...

A demás de tomar te calientes y aprovechar todas las propiedades que nos brinda también podemos hacer yoga y recuperar el control de las emociones.…