Eli Ink, un tatuador de Brighton (Inglaterra), ha pasado los últimos 10 años de los 27 que tiene modificando su cuerpo. La obsesión surgió luego de que uno de sus tíos regresara de España con un tatuaje tribal.

También puedes leer: Hijo de Michael Bublé venció al cáncer con solo tres años de edad

El joven aseguró a Daily Mail que siempre lo ha impresionado el arte y que Picasso es su gran inspiración para modificar su cuerpo: “Quería parecer un personaje abstracto en una de las pinturas de Picasso. Me encanta el aspecto abstracto, sin ningún pensamiento, solamente expresión pura”, dijo.


Para tatuarse el globo ocular, Eli tuvo que “inyectar la tinta entre dos capas de la esclérotida (la parte blanca de los ojos) y dejar que se extendiera”, informó el diario. Esto, por supuesto, implicaba poner su vida en riesgo, pero él estaba dispuesto a afrontarlo.

Según reseña Daily Mail, el inglés pertenece a una subcultura conocida como ‘primitivos modernos’, cuyos integrantes rinden un homenaje a las culturas primitivas a través de la modificación de sus cuerpos.

De esta manera, Eli no solo se tatuó de negro, sino que también se puso expansiones y ha escarificado su cuerpo.

Publicidad:

También puedes leer: Cómo usar el ponderativo “bien”

Con información de Pulzo.com

Face 2 layers. Photo by @richardxmensah

Una publicación compartida de Eli (@eliinkpiercer) el Feb 23, 2018 at 8:52 PST

Publicidad:

Photo by @richardxmensah

Una publicación compartida de Eli (@eliinkpiercer) el Feb 10, 2018 at 11:28 PST

Una publicación compartida de Eli (@eliinkpiercer) el Feb 9, 2018 at 1:35 PST

Visitas:

Eli Ink, un tatuador de Brighton (Inglaterra), ha pasado los últimos 10 años de los 27 que tiene modificando su cuerpo. La obsesión surgió luego…