Tucucu.com
Mira como preparar un «brownie con oreo» para arruinar tu dieta | Relato de terror: La ciudad fantasma de Brasil | Delicioso postre : Torta de naranja y chocolate | Buenos hábitos para acabar con la celulitis | BioShaft y [ Los J ] despiden el año este jueves 18/12 en La Quinta Bar de Caracas | Como es una tortuga por dentro ¡Misterio resuelto! | La barba la mejor protección contra el Sol | 5 Alimentos excelentes para el cuerpo | Esta pareja dijo el “Sí, acepto” al mejor estilo de Harry Potter | Palabras raras del diccionario que debes conocer |

Las fresas con agujas en su interior llegan a Nueva Zelanda



Una cadena de supermercados de Nueva Zelanda alertó a sus clientes tras detectar un paquete de fresas con agujas insertadas procedente de Australia, país donde las autoridades investigan un presunto acto de sabotaje. La cadena Countdown anunció la retirada de todas las fresas de la marca Choice de sus establecimientos y de las tiendas Supervalue y FreschChoice del mismo grupo. Las fresas de esta marca, procedente de Australia Occidental, fueron distribuidas por todo el país.

Publicidad:

También puedes leer: YouTube: aprende a preparar cheesecake de Nutella sin horno

«Los clientes pueden devolver a Countdown las fresas de la marca Choice que tengan en casa por su tranquilidad y el coste les será reembolsado», indicó una portavoz de la cadena al diario y añadió que Countdown colabora con las autoridades neozelandesas y australianas en la investigación del caso.

En el comunicado que lanzó la cadena se ha tranquilizado a la población afirmando que no hay ningún caso de lesión, pero recomiendan a los consumidores de fresas que corten la fruta por la mitad para comprobar que no hay ninguna aguja.

Publicidad:

Las agujas comenzaron a ser detectada en el estado de Queensland, en el noreste de Australia, donde se concentran la mayoría del centenar de casos denunciados y donde se cree que se produjo el sabotaje. Las autoridades australianas han ofrecido una recompensa para encontrar a los responsables. Además los productores de fresas ven en peligro su economía debido a que la gente no compre esta fruta.