La leyenda de Jolie Hargars es tan macabra como su muerte. En 1890, con sólo 6 AÑOS, la pequeña Jolie, nacida en nueva Inglaterra, impactó a sus padres diciendo que era hija de Satán. Nacida en una familia cristiana, la pequeña niña despertaba en la madrugada y se quedaba sonriendo sola en su habitación. Con 12 años, prendió fuego con sus propias manos y dijo que era para cumplir una petición de su maestro. Antes de cumplir los 15 años, sus padres la encontraron sentada y sonriendo en su habitación. Tenía los ojos arrancados por un buitre el cual junto a su lado, se los estaba comiendo.

También puedes leer: ¿Por qué detectamos antes un olor fétido que uno agradable?

Luego se dio cuenta de que su voz era grave diciendo “volo ire perdones, daemonium. Volo ire perdones, satanae”, que quiere decir: “llévame contigo demonio, llévame contigo Satanás” y luego maldijo a todos los que lean o escuchen sus palabras entregando así su alma. Pues bien, ya que lo leíste, es hora de que satanás se lo lleve a usted. Tienes 10 segundos para mencionar sólo un amigo para que él/ella lea toda la leyenda de Jolie. Si lo ignora, esta misma noche, el mal aparecerá en su habitación en forma de un buitre y comerá sus dos ojos, de la misma forma que hizo con Jolie, luego de recitar esa macabra frase de entrega espiritual.

Vamos, sea prudente y deje que el buitre de las tinieblas venga a sacar los ojos del amigo que mencionó y te salve de ser maldecido para siempre. 👀

Visitas:

La leyenda de Jolie Hargars es tan macabra como su muerte. En 1890, con sólo 6 AÑOS, la pequeña Jolie, nacida en nueva Inglaterra, impactó…