Hablar solos, es de Genios. ¡No de locos!



Ahora puedo pensar en voz alta con más orgullo aún. 
Quienes se hablan a sí mismos saben que mucha gente puede pensar que están locos. Si ves a alguien en la calle que está hablando solo, muchos incluso pensarían que esa persona consumió alguna droga o está bajo los efectos del alcohol. Pero, en realidad, quienes hacen esto son unos genios.
Pensar en voz alta ayuda a materializar lo que se está pensando ya que le da sentido a las cosas. Y así se ha demostrado con reconocidas personas, como Albert Einsten recalcan que él solía repetir sus oraciones en voz alta.

Un estudio hecho por los psicólogos Daniel Swigley y Gary Lupyan del Quarterly Journal of Experimental Psychology concluye que hablar solo es beneficioso. Por ejemplo, hicieron un experimento donde le pedían a 20 personas que buscaran en un supermercado una rebanada de pan o una manzana. Quienes recordaban la palabra en voz alta, encontraban con mayor rapidez el objeto.


Visitas: