En la antigüedad, las mujeres que presentaban ansiedad, cambios de humor y depresión eran mandadas por sus maridos al médico, el cual le diagnosticaba que padecían de una enfermedad llamada “histeria”. Para su tratamiento el médico basaba todo en un masaje pélvico, con la fiinalidad de generar un paroxismo histérico, lo que en la actualidad se conoce como orgasmo.

También puedes leer: ¿POR QUÉ? Tanto duele un golpe en los testículos

Luego de esto, fue tanta la cantidad de mujeres que empezaron a asistir a las consultas para recibir su “tratamiento para la histeria” que los médicos de la época al final del día de trabajo quedaban totalmente agotados, con sus manos acalambradas; po resto decidieron inventar una herramienta que pudiera ayudarlos y que fuera útil para producir vibraciones rítmicas y se lograba más fácil y más rápido el paroxismo histérico en la paciente, todo esto sin ofrecer el mensaje manal.


La historia anterior, es nada más y nada menos de como nació el vibrador femenino, en esa época era visto como un artefacto curativo, incluso las mujeres más adineradas, los tenian en sus casas cuando comenzaban a sentir “inicios de histéria”, poderlo usar y reducir sus efectos.

Luego el aparato comenzó a aparecer en películas para adultos, fue cuando cambió de ser un aparato curativo a un objeto sexual, pasando a ser un objeto pecaminoso.

Visitas:

En la antigüedad, las mujeres que presentaban ansiedad, cambios de humor y depresión eran mandadas por sus maridos al médico, el cual le diagnosticaba que…