Tucucu.com
¿Sabías que si existe en la realidad la tumba de la Llorona? | El cometa de 1923 que pasó muy cerca de la Tierra | Las 60 preguntas horribles que debes evitar hacer | Las 3 formas de decir te amo en japonés | Teoría de que Bruno Mars es el hijo mayor que dijo Michael Jackson. | El coíto de los perros y porque no se le puede separar | Las islas Diomedes, a 3 kilómetros de distancia y 23h de diferencia | Ética y vergüenza en la cara | El origen del los apellidos en el mondo | Josephene Myrtle Corbin la mujer de 4 piernas |

La historia detrás del Toronto la deliciosa golosina venezolana




Share on Google+

Breve Historia del Origen del Toronto. El Toronto es uno de las golosinas más famosas de Venezuela. Su historia comienza con el viaje de su creador, Ernst Weitz, un inmigrante de Polonia que llegó a Venezuela con apenas 19 años.
El Sr. Ernst Weitz aprendió el oficio de Confitero Industrial en Viena, Austria, y llega al Zulia por un contrato, pero luego se muda a Caracas, ya que sus antiguos jefes en Viena se vienen a Venezuela y montan una pastelería llamada “La Vienesa” ubicada en Sabana Grande.
Ernst Weitz no era muy experto en el negocio, ya que su especialidad eran los procesos industriales. Pero al poco tiempo pasaría a formar parte del equipo inicial de la gran industria de la confitería venezolana “Savoy”.
En 1941, los hermanos austríacos Rodolfo, Roberto y Fernando Beer se asocian con John Miller, quien trajo de Escocia la maquinaria necesaria para la elaboración de chocolates y registran la compañía Savoy Candy Compañía Anónima. El primer lanzamiento de la compañía fue el chocolate Savoy.
Ya para el año 1949, Savoy incluye en sus productos el «Toronto» y el «Ping Pong», ambos fueron creados con la ayuda de Ernst Weitz. El Ping Pong fue uno de los primeros éxitos de la compañía, se vendían en latas de dos kilos y medio, pero el señor Ernst se da cuenta que los productos americanos se vendían en bolsitas y tenían una gran demanda, lo que propone y ayuda a mejorar los empaques de dichas chucherías.