Tucucu.com
Resportaje: los juegos de rol japoneses en la PC | ¿Sabes lo que es la resiliencia? | Maximus Festival 2017 en Argentina este 6 de Mayo | “Alguna vez” lo nuevo de Octavio Suñe | Estos son los acuerdos y resoluciones durante los diálogos con oposición, según Maduro | Lebronch regresa con “Fire” | Carta Abierta a Sumito Estévez, tras sus comentarios en Twitter | La reunión de serpientes más grande del mundo (+Video) | NASA logra registrar el sonido de los planetas del Sistema Solar, incluyendo la luna | Empieza a cuidar tus riñones con estos alimentos |

La visita de Julieta al cementerio en la tumba de su padre


El 1 de noviembre de 2019 Julia fue al cementerio a visitar la tumba de su padre, la ordenaba y la llenaba de flores. Siempre iba el día primero, porque a ella no le gustaba que hubiera tanta gente En fin ese día se sentó en una gran piedra que estaba a un lado de la tumba, casi no había gente, así que ella se puso a hablar con el padre, de repente detrás de ella estaba un niño aparentemente de 8 AÑOS

Publicidad:

También puedes leer: La vida y obra de Antonio López García

Ella se asustó porque pensó muy extraño, porque el niño estaba sola y ella le preguntó qué hacía allí y dónde estaban sus padres. El pequeño respondió, que no sabía.
Me dejaron aquí y me siento muy solo, nadie viene a verme ya hace muchos años y sigo solo.
Cuando lo escuchó, se levanto. Y un tanto vacilante y con los ojos nudosas le preguntó… de dónde vienes?

Él con su dedo apuntaba a una tumba vieja y muy descuidada, Julia quiso correr y gritar pero estaba paralizada, no podía moverse, se acercó lentamente de la tumba y vio que estaba escrito en la tumba el nombre de Pedrito Elizondo, 1998-2008,
El niño le dijo… yo me llamo pedrito y tú?

Publicidad:

Ella no le respondió, espero un poco para asimilar, después de un rato ella pensó al mejor necesita ayuda para poder descansar, así que le dije…
– Qué es lo que quieres? Y Él le respondió…
Quiero ver a mi madre!
Ella me trataba mal pero no era malo, el hombre con el que se unió, él sí era malo me lastimaba y me golpeaba.
Pero mi madre nunca me creyó, cuando le decía no creía en mí, ella trabajaba todo el tiempo, siempre me dejaba solo con él. Cuando llegaba a casa y me encontraba lastimado él le mentía, le decía que me había caído jugando el balón o la bicicleta y ella creía en él.
Yo lloraba mucho, desde los cinco años cuando comenzó a me, tanto que a los ocho ya no sentía los golpes o las cosas que me hacía, un buen día tomé un veneno que mamá guardaba para los insectos que había en casa Y como no había nadie la oscuridad llegó y nunca más pude abrazar a mi mamá 😭😭

– pobre niño!! Exclamó Julia
– y tu mamá donde está?
Pedrito le dijo dónde vivían y con detalle lo que había cerca de su casa. No sé si aún vive allí, pero me gustaría verla de nuevo. Me puedes ayudar a volver a verla? Le dije al niño, así que julha respondió el pedido pero dijo.
– No prometo nada, pero lo intentaré!!!
El niño sonrió y desapareció, ella arregló un poco la tumba de ese niño y puso algunas flores que ella había llevado a su padre y salió de allí Ya en su coche, no paraba de pensar en ese niño, pobre criatura como le pudieron hacer eso se preguntaba, cuando le vino a la mente la sonrisa de ese niño y quiso intentar buscar a su Fue hacia la dirección que le dijo el niño, encontró una casa vieja que parecía deshabitada pero no estaba.

Julia dentro de su coche llegó a la puerta de la vieja casa y golpeó entonces le abrió una señora muy descuidada y le dijo…
Lo siento!! Conoces a Pedrito Elizondo? La mujer al escuchar ese nombre se soltó en llanto y dijo a Julia… Sí, era mi hijo, hoy cumpliría 10 años, falleció a los ocho. Y tú cómo lo supiste? Que aquí vivía, Julia le dijo…
Podemos sentarnos para hablar en ese momento escuchó unos gritos de un hombre borracho, que insultaba hablaba en golpear a la madre de pedrito entonces julia le dijo a la señora como pudo no defender a su hijo venga conmigo necesito mostrarle algo y llevó a la señora al cementerio Panteón y se detuvo cerca de un parque y ahí se sentaron a hablar, Julia le contó lo que pasó ese día en el panteón para la señora que no creía.
Julia informó todo lo que ese hombre le hacía a su hijo y cuando llegaba a su casa y el niño estaba golpeada y la señora no creía en el pequeño entonces la mujer se soltó en llanto. Julia le preguntó por qué nunca visitó la tumba de su hijo.?
El hombre no me dejaba salir, ni a trabajar, me tenía presa, me golpeaba, hasta ahora que llegaste. Después de que mi hijo, murió él se puso agresivo conmigo, me lastimaba, me usaba, me golpeaba fue cuando comprendí que mi hijo decía la verdad, pero ya era demasiado tarde.

Él estaba muerto por mi culpa por no creer en él.
Señora, le dije Julia… su hijo está triste, se siente solo y quiere verla para poder descansar en paz. Vamos, estamos cerca del panteón, la señora dijo…
Necesito pedir perdón a mi hijo.

Llegaron al panteón se acercaron a esa tumba, y ella comenzó a llorar y pedir perdón a gritos para su hijo, ella le decía perdóname por no haber creído en ti mi hijito amado perdóname por haber metido a un monstruo en nuestra casa .
Julia la vio tan arrepentida que la dejó sola y salió a comprar unas flores para que ella arreglara la tumba del pequeño. No tardo ni 20 minutos en volver, vio a la señora acostada medio cuerpo sobre esa tumba, pero sin un solo ruido, ni un hipo, nada. Julia se acercó, le habló pero ella no respondía, su cabello cubría la cara.
Julia insistía, la señora está bien? Levantó su cabello y su cara tenía una sonrisa. La mujer estaba muerta sobre la tumba de su hijo.
Julia no supo lo que pasó en estos 20 minutos que salió y ya no quiso saber más, sólo llamó al vigilante del cementerio y se encargó de enterrar a la señora junto a su pequeño!

Julia salió de ahí al mismo tiempo feliz y triste por haber realizado la petición del niño! Repentinamente una ráfaga de viento silbó, le susurrando le a los oídos…
Gracias!! Nunca más estaré solo!! Y Julia salió de allí sintiéndose en paz!

En los próximos años y fechas que estaréis el panteón, no volvería a verlo, pero siempre había dejado un ramo de flores en su tumba para él y su madre. Al poner las flores siempre siente un fuerte viento soplar sobre su cara porque ella sabe que es pedrito, que se encuentra feliz, junto a su madre!!!