Tucucu.com
¿Sabías que si existe en la realidad la tumba de la Llorona? | El cometa de 1923 que pasó muy cerca de la Tierra | Las 60 preguntas horribles que debes evitar hacer | Las 3 formas de decir te amo en japonés | Teoría de que Bruno Mars es el hijo mayor que dijo Michael Jackson. | El coíto de los perros y porque no se le puede separar | Las islas Diomedes, a 3 kilómetros de distancia y 23h de diferencia | Ética y vergüenza en la cara | El origen del los apellidos en el mondo | Josephene Myrtle Corbin la mujer de 4 piernas |

De donde proviene la frase «tirar la toalla»




Share on Google+

Casi todo el mundo conoce la expresión «tirar la toalla», una expresión que significa rendirse, o abandonar un alucha o un propósito. Normalmente se asocia la expresión al mundo del boxeo, a un gesto con el que el entrenador de uno de los púgiles puede forzar el abandono de su pupilo. Pocos saben en cambio que la frase tiene un origen más antiguo y menos agresivo, relacionado curiosamente con el mundo de las termas romanas.

También puedes leer: Metro de Caracas dictará talleres de contorsionismo para horas pico (+Imagenes)

En la antigua Roma las termas no eran sólo un sitio donde poder bañarse, sino también un lugar de encuentro y de reunión, donde poder urdir las conjuras políticas más oscuras o encontrar el amor de los efebos más bellos de la caput mundi. Parece ser que ya en el siglo I d.C. se instaruó una especia de ritual precisamente entre los jóvenes que acudían asiduamente a las termas en busca de fama y riquezas y los hombres de media edad que buscaban sus favores. Después de que uno de estos jóvenes había recibido una propuesta concreta, directamente o a través de amigos, se situaba frente a su pretendiente y realizaba una de estas dos acciones: o se hacía un segundo nudo en la toalla en la qu eiba envuelto haciendo entender que no la aceptaba o la dejaba caer ante el aplauso general de los presentes, que festejaban el nacimiento de una relación.

Publicidad:

Ya en una fecha temprana como en el siglo II d.C. tenemos las primeras pruebas escritas de la expresión «linteum iactare», «tirar la toalla». En unas termas en la actual Turquía se ha descubierto recientemente una placa donde se lee: «Hic Antinous Hadriano Linteum Suum Iactavit», es decir, «Aquí fue donde Antino tiró su toalla a Adriano», una placa que probablemente señala el inicio de la famosa relaci´n entre el emperador Adriano y el joven Antínoo.

De esta forma, este dejar caer o tirar la toalla comenzó a verse poco a poco como un gesto de sumisión, de rendición al conquistador, por lo que terminó adaptándose tambien al mundo del pugilato, a través del cual ha llegado hasta nuestros días.

 

Publicidad: