Tucucu.com
Así se halla nuestro planeta con la nueva ola de frió en el mundo.(Foto) | Las humillaciones de las mujeres nazis luego de la guerra | Ya develada la porta nada de lo nuevo de Superjoint | Chico fallece después de ingerir una botella de alcohol. | ROB HALFORD lanzara un Box de colección | ¡Qué miedo! Besó a su novio y se murió | El segundo premio más grande: Hombre gana 758 millones de dólares en lotería de EEUU | Con aguacate le propuso matrimonio a su pareja | Se encerró con un desconocido en el baño de un avión en pleno vuelo | Huyen soldados hacia Colombia y Brasil, se complica planes de seguridad para el #20May |

Las moras ayudan a perder peso



Con su sabor dulce tan característico, las moras tienen una gran cantidad de beneficios para la salud, incluyendo la reducción de los niveles de colesterol, la mejora de los niveles de azúcar en sangre, y un menor riesgo de cáncer. Ahora, este estudio apunta a que la rutina de las moras también puede ayudar a tratar la obesidad.
Para llegar a esta conclusión, los expertos decidieron investigar los efectos metabólicos de la rutina, con el objetivo de determinar si el compuesto podría ayudar a perder peso. Así, realizaron diversos experimentos con un grupo de ratones modificados genéticamente para presentar obesidad y con otro grupo de ratones con obesidad inducida por la dieta. Ambos grupos de ratones fueron alimentados con una dieta regular a lo largo del experimento.

Publicidad:

También puedes leer: Instrumentos Diferentes o Raros el “Sheng”

Descubrieron, que en ambos conjuntos de ratones, la rutina activaba el tejido adiposo marrón o grasa marrón, lo que condujo a un aumento en el gasto de energía, una mejor homeostasis de la glucosa y a la reducción de grasa.

Teniendo en cuenta que la grasa marrón se activa por el frío, los investigadores creen que la rutina de las moras actúa como un “frío mimético” activando una señalización específica que aumenta la actividad de un gen llamado UCP1 y el número de mitocondrias de la grasa marrón. Esta consecuencia se produjo tanto en los ratones con obesidad genética como inducida por dieta.

Publicidad: