Un cambio sencillo en nuestros hábitos, como puede ser modificar la forma en que cocinamos los alimentos, puede prevenir la diabetes, como asegura un estudio llevado a cabo por investigadores de la Escuela Icahn de Medicina del Monte Sinaí, de Nueva York. Según los resultados del mismo, utilizar técnicas culinarias como cocinar al vapor, hervir, o guisar, reduce las probabilidades de sufrir diabetes tipo 2 en pacientes que presentan riesgo previo de padecerla.
Los científicos dirigidos por la doctora Helen Vlassara confirmaron que los altos niveles de productos finales de glicación avanzada (PFGA) en el cuerpo pueden causar prediabetes, que se caracteriza por un aumento de resistencia a la insulina, así como cambios en el cerebro similares a la enfermedad de Alzheimer.

También puedes leer: Postre delicioso Mini pay de queso con chocolate y avellana

Para la investigación, los expertos partieron de una base conocida: preparar los alimentos friéndolos, cocinarlos al horno, o hacerlos a la parrilla, hace que liberen PFGA, que es conocida por la resistencia que muestra ante la insulina (además de por su relación con el estrés y la inflamación de las células del cuerpo), lo que provocaría que el superávit de azúcar persistiera en el torrente sanguíneo, con los riesgos para la salud que ello conlleva.


Un estudio con 100 voluntarios ha demostrado que hervir los alimentos, guisarlos, o cocinarlos al vapor reduce la probabilidad de sufrir diabetes tipo 2 en personas con riesgo previo de padecerla.
Freír los alimentos, cocinarlos al horno, o hacerlos a la parrilla, hace que liberen una sustancia que es conocida por la resistencia que muestra ante la insulina

Visitas: