Tucucu.com
¡Relájate! Esto es lo que piensa tu ginecólogo cuando te examina | El demonio Dybbuk de la cultura judía | Abominable criatura causa pánico en Sudáfrica (+Fotos) | Limpiar el horno de grasa en casa con este truco | Chica electrocuta las partes intimas de su pareja al verlo ser infiel.(Vídeo) | Putin hereda un apartamento en Tel Aviv de una israelí que fue su profesora. | 9 claves para una buena alimentación | ¿Qué le regalarías al Papa Francisco? | Nuevo disco de la banda AFI «THE BLOOD ALBUM» | Ideas práctica para tener tu cocina ordenada |

Verdaderos Guacamayos Azules de Brasil



El guacamayo de Spix denominado científicamente “Cyanopsitta spixii”, es la especie a la que representó Blue en las pantallas y que tantas publicación dieron como extinta. En realidad está especie se cree extinta en su hábitat natural desde el año 2000, por suerte en diferentes centros de conservación ubicados en Alemania, Brasil, España y Emiratos Árabes se los sigue reproduciendo, hoy se estima que la población total no supera los 200 ejemplares.
El martes pasado (03/03) llegaron a Brasil 52 ejemplares para ser reintroducidos, procedentes de Alemania de la organización no gubernamental Association for the Conservation of Threatend Parrots (ACTP), entidad muy cuestionada y denunciado su director por The Guardian. Esta reintroducción preocupa seriamente a muchos conservacionistas dado el bajo número de ejemplares existentes en el mundo.

Publicidad:

También puedes leer: El Quebrantahuesos, conoces esta ave de los Alpes

Otras especies de guacamayos azules pertenecientes al género Anodorhynchus:

Guacamayo jacinto (Anodorhynchus hyacinthinus) el más grande de las especies de guacamayos. Estado de conservación: vulnerable (amenazado).

Publicidad:

Guacamayo de Lear (Anodorhynchus leari) pequeñas poblaciones sólo sobreviven en libertad en el noreste del Brasil. Estado de conservación: en peligro de extinción.

Guacamayo glauco (Anodorhynchus glaucus) se la presume extinta, ya que la última vez que fue vista en la naturaleza es en 1950 y no existen ejemplares en cautiverio. Estado de conservación: en peligro crítico o extinta.

Todas las especies son amenazadas por la pérdida de su hábitat por actividades humanas, la caza furtiva por sus plumas o para el tráfico de fauna.