Tucucu.com
La droga que se extrae del propio ser humano | ¿Sabías que si existe en la realidad la tumba de la Llorona? | El cometa de 1923 que pasó muy cerca de la Tierra | Las 60 preguntas horribles que debes evitar hacer | Las 3 formas de decir te amo en japonés | Teoría de que Bruno Mars es el hijo mayor que dijo Michael Jackson. | El coíto de los perros y porque no se le puede separar | Las islas Diomedes, a 3 kilómetros de distancia y 23h de diferencia | Ética y vergüenza en la cara | El origen del los apellidos en el mondo |

Las islas Diomedes, a 3 kilómetros de distancia y 23h de diferencia




Share on Google+

Las islas Diómedes, también conocidas como islas Gvózdev en Rusia, son dos islas rocosas de dimensiones reducidas. Se hallan en medio del estrecho de Bering, entre el mar de Chukchi y el mar de Bering. Estas islas se encuentran, a su vez, entre Alaska y la península de Chukotka.2

También puedes leer: La fábrica de Mercedes Benz en Munchen, Alemania simplemente impresionante

La isla occidental, conocida como Diómedes Mayor, Imaqliq, Nunarbuk o Ratmánov, pertenece a la Federación Rusa, mientras que la isla oriental, habitada por la comunidad esquimal iŋaliq iñupiaq, pertenece a Estados Unidos

Publicidad:

La última, Diómedes Menor, también es conocida como isla Krusenstern o Inaliq. El sitio actual de la aldea en Diómedes Menor, que algunos arqueólogos creen que tiene más de 3000 años de antigüedad, fue originalmente un lugar de caza de primavera y poco a poco fue habitado como asentamiento permanente. Los exploradores occidentales encontraron que los esquimales de Diómedes tenían una cultura estructurada, practicando ceremonias elaboradas alrededor de la caza de la ballena.

Los habitantes de Diómedes tienen parientes en Siberia. Históricamente, los residentes de ambas islas Diómedes cazaban tanto en el mar como en el hielo y comerciaban con nativos tanto de Asia como de Alaska, pero al comenzar la Segunda Guerra Mundial todos los habitantes de Diómedes Mayor fueron trasladados a Siberia y la navegación estuvo suspendida hasta 1988, cuando se restablecieron los viajes y los contactos entre parientes.