Tucucu.com
El dolor en los pies puede reflejar sobre peso | Un artista francés da vida a objetos cotidianos de una manera impresionante | Tecnologías que se han inspirado en la naturaleza | ¿Qué significado tiene soñar con Volar? | Los Simpsons triunfa al estilo de PIXEL-ART | Cómo hacer arroz a la jardinera | Caballo más hermoso del mundo su pelaje brilla como si fuera de oro | ¿Adicto al sexo? puede ser un grave problema. | Aprende a liberarte de la ansiedad con estas sencillas técnicas | Salieron a las calles en ropa íntima para celebrar el “Día Mundial sin Pantalones” |

Las islas Diomedes, a 3 kilómetros de distancia y 23h de diferencia



Las islas Diómedes, también conocidas como islas Gvózdev en Rusia, son dos islas rocosas de dimensiones reducidas. Se hallan en medio del estrecho de Bering, entre el mar de Chukchi y el mar de Bering. Estas islas se encuentran, a su vez, entre Alaska y la península de Chukotka.2

Publicidad:

También puedes leer: Niña momificada hace 94 años abre y cierra los ojos

La isla occidental, conocida como Diómedes Mayor, Imaqliq, Nunarbuk o Ratmánov, pertenece a la Federación Rusa, mientras que la isla oriental, habitada por la comunidad esquimal iŋaliq iñupiaq, pertenece a Estados Unidos

La última, Diómedes Menor, también es conocida como isla Krusenstern o Inaliq. El sitio actual de la aldea en Diómedes Menor, que algunos arqueólogos creen que tiene más de 3000 años de antigüedad, fue originalmente un lugar de caza de primavera y poco a poco fue habitado como asentamiento permanente. Los exploradores occidentales encontraron que los esquimales de Diómedes tenían una cultura estructurada, practicando ceremonias elaboradas alrededor de la caza de la ballena.

Publicidad:

Los habitantes de Diómedes tienen parientes en Siberia. Históricamente, los residentes de ambas islas Diómedes cazaban tanto en el mar como en el hielo y comerciaban con nativos tanto de Asia como de Alaska, pero al comenzar la Segunda Guerra Mundial todos los habitantes de Diómedes Mayor fueron trasladados a Siberia y la navegación estuvo suspendida hasta 1988, cuando se restablecieron los viajes y los contactos entre parientes.