Tucucu.com
La enfermedad de Hirschsprung, ¿Qué es? | Mujer da a luz en china un embrion de mas de 16 años congelado. | No es una estatua de Buda, es una momia | Good Charlotte estrena nuevo video «Makeshift Love» | ¿Qué pasaría si la Tierra dejara de moverse? | ¿Ya viste el nuevo tráiler de 50 sombras más oscuras? Míralo aquí (Video) | La interesante historia de la locha como moneda en Venezuela | Alfonso Marquina responsabilizó al Gobierno por la muerte del Concejal Carlos García | Perro clonado por primera vez en Argentina. | Signo Escorpio cosas que pueden ser muy ciertas |

El café NO es malo mira porqué no debes creer en este mito



Enya Terron
CUSXXI/UAEMéx
FB: EnWellness
IG: @nutriologa_enya

“El café NO es malo”

Publicidad:

También puedes leer: ¿Cómo vivir con la intolerancia?

Existe la creencia de que el café que es malo, sin embargo el café es rico en antioxidantes que protegen al organismo de los radicales libres, moléculas causantes de la oxidación y degeneración celular. Recientes estudios han demostrado que su consumo moderado y sin aditivos como azúcar, edulcorantes artificiales, leche de vaca o de soya y cremas puede tener efectos saludables.
De acuerdo a un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública en la Universidad de Harvard TH Chan se concluyó que el consumo moderado de café de 2-3 tazas al día se asociaba con un riesgo 21% menor de enfermedad cardíaca.
.
Un estudio tipo metaanálisis encontró un riesgo 25% menor de desarrollar EP (Enfermedad de Parkinson) con una mayor ingesta de café con cafeína. También encontró una disminución del riesgo del 24% con cada aumento de 300 mg en la ingesta de cafeína.
.
Un estudio publicado por el European Journal of Clinical Nutrition concluyó que dos tazas de café pueden presentar hasta un 60% de los antioxidantes consumidos en un día.
.
En el estudio CAIDE (Factores de riesgo cardiovascular, envejecimiento y demencia), beber 3-5 tazas de café al día en la mediana edad (edad media 50 años) se asoció con un riesgo significativamente menor de enfermedad de Alzheimer más adelante en la vida en comparación con bajo bebedores de café después de 21 años de seguimiento.
.
El café puede afectar la forma en que se desarrolla el cáncer, desde el inicio de una célula cancerosa hasta su muerte. Por ejemplo, el café puede estimular la producción de ácidos biliares y acelerar la digestión a través del colon, lo que puede reducir la cantidad de carcinógenos a los que está expuesto el tejido del colon. Se ha demostrado que varios polifenoles en el café previenen el crecimiento de células cancerosas en estudios con animales. El café también se ha asociado con una disminución de los niveles de estrógeno, una hormona relacionada con varios tipos de cáncer. La cafeína en sí misma puede interferir con el crecimiento y la propagación de las células cancerosas. El café también parece reducir la inflamación, un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer.
Un estudio de la escuela de Harvard de Salud Pública demostró que las personas que tomaron dos tazas de café al día durante cuatro años presentaron un 11% más bajo de riesgo para padecer diabetes, tomando en cuenta un estilo de vida saludable con dieta y ejercicio. Este beneficio se le atribuye en gran medida a la gran cantidad de antioxidantes que ayudan a mejorar la resistencia a la insulina y a mejorar el control metabólico de la glucosa en sangre.
.
Como conclusión, el consumo de café debe ser 100% natural sin añadir endulzantes, cremas o sustitutos. Es muy importante tomar en cuenta la bioindividualidad de cada persona frente al consumo de café. Puede que para alguien una taza de café sea beneficiosa cuando para otras pueda ser causa de inflamación y dolor abdominal. Por eso es importante valorarlo con un experto en nutrición.
.
FUENTES:
1. S Buscemi, J A Batsis, G Arcoleo, S Verga (2010) Coffee and Endothelial Function: A Battle Between Caffeine and Antioxidants?. Julio 28, 2010. National Library of Medicine. Sitio web: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20664622/
2. Koning Gans JM, Uiterwaal CS, van der Schouw YT, et al. Tea and coffee consumption and cardiovascular morbidity and mortality. Arterioscler Thromb Vasc Biol. 2010;30:1665-71.
3. Costa J, Lunet N, Santos C, Santos J, Vaz-Carneiro A. Exposición a cafeína y riesgo de enfermedad de Parkinson: una revisión sistemática y metaanálisis de estudios observacionales. J Alzheimers Dis . 2010; 20 Suppl 1: S221-38.
4. Eskelinen MH, Kivipelto M. Caffeine as a protective factor in dementia and Alzheimer’s disease. J Alzheimers Dis. 2010;20 Suppl 1:S167-74.
5. Je Y, Giovannucci E. Coffee consumption and risk of endometrial cancer: findings from a large up-to-date meta-analysis. International Journal of Cancer. 2011 Dec 20.
6. Arab L. Epidemiologic evidence on coffee and cancer. Nutrition and Cancer, 2010. 62(3): p. 271-83.
7. Ding M, Bhupathiraju SN, Chen M, van Dam RM, Hu FB. Caffeinated and decaffeinated coffee consumption and risk of type 2 diabetes: a systematic review and a dose-response meta-analysis. Diabetes Care. 2014 Feb;37(2):569-86.
8. Jiang X, Zhang D, Jiang W. Coffee and caffeine intake and incidence of type 2 diabetes mellitus: a meta-analysis of prospective studies. Eur J Nutr. 2014 Feb;53(1):25-38.

Fuente

Publicidad: