Tucucu.com
Una moto que flota, escala, puede correr todo en una moto rusa | ¡Fácil y rápido! Tarta de Queso Japonesa para deleitar el paladar | Mercado de fuegos artificiales en México exploto dejando 35 personas muertas. (Vídeo) | Rob Halford y Babymetal juntos en los Alternative Press Music Awards | Estas son las 6 caricaturas mas perturbadoras | En trujillo esta el violín más pequeño del mundo | Core Of Metal Magazine lanza su primera edición | 6 Enfermedades que son causadas por dormir con el Cabello Mojado | El volcán azul de Indonesia que emite un resplandor misterioso en la noche (Fotos) | ¿Cómo limpiar tu teclado con tan solo un palito y algodón? |

La palabra testificar y salario de donde previenen

Palabras cultas


Muchas palabras que usamos hoy en día, provienen de echos del pasado, de nuestros antepasados han viajado hasta llegar a hoy en día, para quedarse en nuestro vocabulario.

Publicidad:

También puedes leer: De donde viene el término «Nueve Arepas» en el Baseball Venezolano

Pero que pueden tener en común estas dos palabras, realmente a nivel de significado no tienen nada que ver, pero si comparten un nacimiento histórico, ya que ambas nacieron durante la época romana.

Hablemos primero de la palabra salario, esta procede del latín salarium, un término que tiene sus raíces en la palabra sal. Pero sal y salario que tiene que ver?, qué tiene que ver algo que se cobra por un trabajo o servicio con la sal?. Pues como dijimos antes en la época del Imperio Romano, a los soldados y a los funcionarios públicos se les pagaba con sal, esto era porque en ese entonces la sal era considerada más valiosa que el mismo oro. Y además esta servía para sazonar y para evitar que la comida se dañara, también era usada como medicina, dado que se usaba como antiséptico y para detener hemorragias que eran muy comunes entre los soldados.

Publicidad:

A estos  les pagaban con paquetes de sal, y era utilizado como moneda la cual se llamaba salarium, de allí nació la palabra salario que actualmente usamos.

Y la palabras testificar, también viene de la época del Imperio Romano, donde llamaban testificar a la práctica que ejercían los soldados para hacer hablar a alguien, simplemente las personas eran tomadas de los testículos fuertemente y tenían que hablar y contar lo que se les estaba preguntando. A esta práctica se le llamo testificar. Así que de allí nació.