En la antigüedad, las mujeres que presentaban ansiedad, cambios de humor y depresión eran mandadas por sus maridos al médico, el cual le diagnosticaba que padecían de una enfermedad llamada “histeria”. Para su tratamiento el médico basaba todo en un masaje pélvico, con la fiinalidad de generar un paroxismo histérico,…