En general, los miedos proceden de la sensación que tienen los padres (en especial los primerizos) de que serán capaces de cuidar bien del bebé…