La recomendación de los médicos para tomar los medicamentos orales es siempre hacerlo con agua, con una medida de 200 ml, es decir, un vaso lleno de agua, la persona todavía debe estar de pie; y si necesita sentarse o acostarse, deberá esperar unos 2 minutos después de haber ingerido…