Su nombre es Eva Tiamat Medusa, una estadounidense que antes de identificarse como mujer era conocida como Richard Hernández. Durante su época viviendo como hombre contrajo VIH y a partir de ahí decidió convertirse en un dragón… o acercarse lo más que puede. El portal Metro.com refiere que ella no quería…